Sobre esta cuestión, el portavoz socialista ha rememorado cómo en el año 2015, ya plantearon que “lo idóneo” sería realizar una consulta ciudadana, sobre la conveniencia o no de que la Feria de Albacete siempre contemple dos fines de semana. “Entendemos la reivindicación de los hosteleros en este sentido, también a aquellos que emocionalmente puedan preferir que no se altere. En consecuencia, como la Feria la hacemos entre todos y es para todos, vamos a decidir entre todos, a través de una consulta ciudadana, un espacio de participación, donde la gente pueda decidir qué quiere hacer con su Feria”.

En este punto, el edil socialista ha explicado que el debate se suscita ahora porque las tres ediciones anteriores de la Feria han comprendido dos fines de semana, pero la del año que viene solo tendrá un fin de semana íntegro y “ahora, empieza la polémica”. “Por eso, le pregunto al alcalde si es responsable olvidarnos de estos y que quien llegue al Gobierno en el mes de junio de 2019 se encargue o si por el contrario, lo que debemos hacer es empezar a plantearnos soluciones ya, porque ese nuevo gobierno municipal no va a tener tiempo de adoptar ninguna medida, salvo que la decisión ya esté tomada”, ha comentado.

“La decisión hay que tomarla ya, no podemos dejar este aspecto sin resolver para que lo asuma la nueva Corporación, porque sería una dejación de responsabilidades”, ha incidido.

BALANCE FERIA

En este contexto, el portavoz municipal socialista ha realizado balance de la última edición de la Feria detallando los aspectos que, a juicio del PSOE, son susceptibles de mejora y denunciando “la falta de previsión, capacidad de antelación, premura y trabajos inacabados que el equipo de Gobierno había demostrado en la planificación de la Feria”.

En concreto, ha informado el PSOE, se ha referido a los cerramientos para los estands del Recinto Ferial, en los que el Ayuntamiento invirtió más de 100.000 euros y se ha demostrado “que eran inservibles e ineficaces y el año que viene habrá que sustituirlos, lo que constituye un despilfarro, pues ha habido problemas de robos y entradas, sin olvidar que no se tuvo en cuenta que no eran accesibles, para los voluntarios que trabajan en los estands de asociaciones sociosanitarias”.

Belinchón también ha hablado de la Cabalgata de la Feria, convencido de que deben sentarse los grupos políticos “con vecinos, participantes, comerciantes y con todo aquel que quiera participar y mejorar la cabalgata”. “Tenemos que decidir un leit motiv, unos criterios estéticos y formales de participación, porque supone un escaparate estético importante de la calidad de lo que a continuación deviene, que es la Feria”.

Igualmente, ha pedido actividades específicas para menores de entre 12 y 18 años y alternativas a los cuatro días de botellón permitido. “El PSOE no tiene la solución, pero sí que planteamos que desde hoy debemos sentarnos y analizar la casuística y todos los factores, porque tenemos cuatro días con botellón autorizado y cinco días con botellón disperso”, ha comentado.

Además, ha hablado de la Feria Infantil, que se programa en horario de mañanas en el Parque de Abelardo Sánchez, para que a partir del día 12 de septiembre, que ya ha comenzado el curso escolar, no siga celebrándose en ese horario. Finalmetne, ha cuestionado que no existan cambiadores para bebés en los baños y ha criticado que la sala de lactancia en el Recinto Ferial careciera de agua corriente.