La Inspección de Trabajo determinó en marzo de 2019 que la contratación de los monitores de la de Valdeganga respondía a un “procedimiento impropio”. Una práctica que el PSOE de la localidad viene denunciando con anterioridad al entender que existe “descontrol y enchufismo en la selección del personal, así como irregularidades en la relación laboral que se establece entre los monitores y el Ayuntamiento, ya que no existe ningún tipo de vinculación laboral entre ellos, a pesar de que se trata de un servicio que se imparte por horas desde octubre hasta mayo”.

Los responsables socialistas han apelado al alcalde en reiteradas ocasiones, tanto mediante escritos como a través de los propios Plenos Municipales, para que la selección de monitores se realice mediante un proceso reglado, que atienda al cumplimiento de los principios de publicidad, mérito y capacidad, “algo que en la actualidad no se respeta”, ha incidido el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, .

En esta línea, ha denunciado que “la actual situación es ilegal porque implican la contratación de estos trabajadores a elección del alcalde, sin haberse sometido a ningún procedimiento de selección que acredite mérito y capacidad respecto a otras personas interesadas”. Un planteamiento que tanto el anterior Secretario–Interventor como el actual han puesto de manifiesto en diferentes informes, en los que también se recoge que el máximo responsable del Consistorio de Valdeganga, el popular , es el encargado de aprobar las horas de cada monitor, el horario de las clases, proporcionar el local o los medios materiales y procede a la retribución por liquidación mensual de horas. “Un procedimiento totalmente irregular y vergonzoso que le ha sido expuesto al alcalde en numerosas ocasiones, pero del que nunca da respuestas”, ha criticado el portavoz de los socialistas en el Ayuntamiento.

En esta línea, desde la propia Secretaría también se ha advertido formalmente al Equipo de Gobierno sobre la urgencia de revertir esta situación y en julio de 2019 ya se determina que “los contratos, en lo sucesivo deben formalizarse mediante contrato laboral a tiempo parcial”. Además, en estos informes se concluye que “la prestación de servicios de los monitores de la Universidad Popular son contrataciones labores de personal encubiertas por parte del Ayuntamiento, que deriva en un fraude de ley y que pueden acarrear consecuencias y responsabilidades graves a la Entidad local”. Una realidad, que el portavoz socialista lamenta “al colocar al Consistorio en la ilegalidad, pero también porque se atenta deliberadamente contra la igualdad de oportunidades para las personas que viven en nuestro municipio” y ha apuntado que “incluso se vulneran los derechos de los monitores que están trabajando”.

Los socialistas de Valdeganga han exigido al alcalde popular que “ponga fin a las excusas y reconduzca la situación mediante un proceso selectivo de estos monitores conforme a la regulación vigente en materia de contratación”, al tiempo que han aclarado que están estudiando la posibilidad de emprender acciones legales.