El diputado socialista por Albacete, Manuel González Ramos, ha presentado esta mañana en nombre del GPS del , en la Comisión de los Presupuestos Generales del Estado, relativos al , Pesca y Alimentación, una enmienda por valor de 80 millones de euros destinados a Ayudas específicas para la lucha contra la despoblación en provincias y comarcas con menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado.

González Ramos ha pedido el voto afirmativo a todos los partidos políticos, ya que existe el reconocimiento de la gravedad de este problema y por ello, “el PSOE presenta una enmienda transversal y estructural dotada de 80 millones de euros para atacar el problema de la despoblación, porque los municipios afectados necesitan sensibilidades y esto afecta a todos los territorios y a todas las comunidades autónomas”.

La enmienda explica que el medio rural español representa alrededor del 90% del territorio y en él viven el 20% de los habitantes del país y que en la mayor parte del mismo -si se excluyen las áreas periurbanas- se encuentra afectado por la despoblación, un fenómeno que se ha intensificado durante la crisis económica.

Para el PSOE a la despoblación en el medio rural ha contribuido también la escasa vertebración social, la falta de capital y de actividad económica y los menores

servicios, en comparación con el medio urbano, un fenómeno que es reconocido en el territorio de como un grave problema.

En este sentido se subraya en la enmienda del Grupo Socialista que “si es grave para el conjunto de un territorio la despoblación, lo es todavía más,cuando no se llega a la densidad de población que se fija en la Unión Europea de 12,5 habitantes por km2 a la que no llegan tres provincias españolas como son Cuenca, y .

Los socialistas indican de que a pesar de existir fondos europeos destinados a corregir los efectos de la despoblación en el medio rural, al no ser las partidas finalistas, el no está dando una respuesta conforme a los objetivos propuestos para estas ayudas.

La enmienda socialista argumenta que dado que este problema también afecta a comarcas enteras de otras provincias de España, es inaplazable dotar presupuestariamente de medidas concretas para los territorios despoblados de especial protección, proponiendo, siguiendo las recomendaciones europeas, elaborar un mapa de la despoblación en España en colaboración con las Comunidades Autónomas, donde se

establezcan las provincias y las comarcas que no llegan a los 10 habitantes por Km2.

El objetivo de este mapa sería aplicar criterios compensadores para el mantenimiento de servicios básicos en el medio rural y las políticas de creación de empleo vía ayudas de Reindustrialización por despoblación en las mejores condiciones que permita la normativa de fondos europeos.

EL GPS propone que este fondo se amplíe en anualidades sucesivas, de forma progresiva, para atender el conjunto de recomendaciones que la ponencia de estudio sobre despoblación aprobaron por unanimidad los grupos políticos del y que se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes Generales de fecha 17 de abril de 2015.”