Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado el Estatuto de las Mujeres Rurales y la vicesecretaria general del PSOE en la provincia de Albacete, , ha mostrado la satisfacción de los y las socialistas por una medida que “marca un punto de inflexión y que sitúa a esta tierra a la vanguardia de España en la lucha por la igualdad y contra el despoblamiento”.

La responsable socialista ha destacado el compromiso del en esta materia y ha apuntado que “mediante la aprobación de esta norma con rango de ley, volvemos a poner nuestro sello identitario en el avance por una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres, y damos un paso más en la cohesión territorial, que permita fijar población y favorecer la igualdad de oportunidades en nuestros pueblos”.

Navarrete ha explicado que “se trata de una cuestión de justicia con la mitad de la población que vive en el mundo rural y que representan a más de 160.000 mujeres”, al tiempo que ha subrayado que esta iniciativa es “ambiciosa, comprometida y feminista; visibiliza, empodera y pone en valor el aporte de las mujeres al cuidado de la vida y al desarrollo rural”.

La ley, que beneficiará al conjunto de la provincia, alcanzará a más del 97% de los municipios albaceteños, ha afirmado la vicesecretaria del PSOE, quien ha defendido que “el espíritu del Estatuto persigue atajar la discriminación múltiple a la que se ven sometidas las mujeres en el medio rural, donde se mantienen escenarios de desigualdad que perjudican gravemente su acceso al mercado laboral y a los servicios, especialmente a aquellos que permiten la conciliación de la vida familiar y personal con la laboral”. La responsable socialista también ha señalado las dificultades que surgen para la participación activa de las mujeres en los foros de toma de decisión.

De hecho, las piedras angulares de esta norma implican más autonomía económica para ellas, favoreciendo y promoviendo su incorporación a la vida laboral, la formación y el impulso para poner en práctica sus propios proyectos; garantizando el acceso en igualdad de condiciones a los órganos de decisión de las entidades presentes en el territorio; con una mayor participación en la dirección de las asociaciones empresariales agrarias y también con el aumento de la titularidad compartida de estas explotaciones. “En definitiva, impulsando la participan en el desarrollo sostenible de su entorno”, ha detallado Navarrete.

Cuestiones que la responsable socialista ha apuntado como necesarias para alcanzar el objetivo de este Estatuto que pasa por “paliar la marcha de las mujeres del medio rural, así como hacer frente a las consecuencias directas que implica el envejecimiento, masculinización y despoblamiento de los pequeños municipios”. Ha incidido en que “sin mujeres no habrá futuro posible para nuestros pueblos, porque somos un agente clave en su vertebración y la cohesión social” y ha manifestado que “necesitamos mujeres visibles que lideren el desarrollo, mujeres que trabajen y decidan sobre el futuro”.

La vicesecretaria general de los y las socialista en la provincia ha concluido aseverando que este Estatuto es un eslabón determinante pero no el único de la agenda pública del PSOE, “porque es ejemplar la vocación feminista del como muestra también el recién aprobado Plan de Empleo por la Igualdad, que destinará 5 millones de euros a la contratación de mujeres víctimas de violencia de género o en vulnerabilidad por la masculinización del mundo rural”. Además, Navarrete ha indicado que estas medidas son “un importante avance para esta región y más en estos días, a las puertas del próximo 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”.