El secretario regional del PSOE y candidato a la Presidencia de Castilla-La Mancha, , aseguró este sábado que en esta región “nueve de cada 10 personas están peor que hace cuatro años, en sueldos, en expectativas de sus hijos y nietos, en tratamiento de sanidad, en posibilidades de educación o en que necesiten recursos sociales”. García-Page realizó estas declaraciones tras la tradicional comida navideña que celebraron los socialistas albaceteños y a la que asistieron cerca de 400 militantes y simpatizantes del conjunto de la provincia.

En ella, el candidato subrayó que “no puede afirmarse que estamos mejor que hace tres años cuando Cospedal ha despedido a 24.000 personas y ha sido capaz de endeudarse en tres años lo mismo que en los 30 anteriores”, y ratificó el llamado “compromiso de Almansa” por el que avanzó que si el gana las próximas Elecciones Autonómicas revertirá las privatizaciones que en materia de sanidad haya emprendido el .

En su intervención, García-Page criticó las palabras de los dirigentes del que aseguran que “la crisis ha pasado a la historia”, sobre todo cuando “estamos en un país con más de cinco millones de parados, con sueldos que han pasado de los 1.000 a los 700 euros, y donde 90.000 personas se han buscado la vida fuera, de los que 50.000 son chavales muy bien formados”. “Si ésta es la recuperación de la que hablaba el Partido Popular que nos dejen hacer y se marchen”, enfatizó.

En la misma línea, mostró su apoyo a todos los compañeros y compañeras del Partido Socialista que en las últimas semanas han sido “atacados” públicamente por diversas causas y que han sido absueltos en los tribunales de Justicia y aseguró que “si el PP ya quiere darle el finiquito al juez Ruz qué no va a hacer con los alcaldes y alcaldesas de pueblo”. “Pero incluso los más conservadores saben a estas alturas que no se puede gobernar con esta soberbia”, apuntó, asegurando que su intención no es la de “ser presidente contra nadie, ni siquiera contra los que más tienen”.

“Es Rajoy lo que empieza a ser pasado”. Precedió al candidato socialista el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, , para quien las próximas Navidades “no van a ser las de la recuperación para muchas familias de este país”. “Es Rajoy lo que empieza a ser pasado, no la crisis”, añadió, afirmando que existe “mucha distancia entre lo que está pasando en la calle y lo que está pasando en Génova”.

Por su parte, el secretario general de los socialistas de la provincia de Albacete, , quiso realizar un reconocimiento público a todos los candidatos del PSOE que acaban de ganar sus respectivos procesos de Primarias, y apeló a “recuperar la dignidad de la gente de Albacete, de Castilla-La Mancha y del conjunto del país”.

En el acto intervinieron también el candidato del PSOE a la Alcaldía de Albacete, , y la presidenta del , .