El concejal del Grupo Municipal Socialista expuso esta mañana el contenido de una moción del PSOE, con la que “pretendemos dotar a nuestro Ayuntamiento de un plus de democracia y de respeto a la pluralidad política, corrigiendo las anomalías democráticas que el PP nos ha impuesto”.

La aplicación de esta moción, prosiguió, garantizaría que, efectivamente se respete la pluralidad política, que conformaron los resultados electorales de 2015, que “ha chocado de frente con el inmovilismo del , que como respuesta, ha convertido las iniciativas de la oposición en papel mojado, pues las mociones no se aplican en función de si obtienen la mayoría en , pues son 10 concejales, los 10 del PP, los que deciden cuales se llevan o no a la práctica, aunque tengan en contra el criterio de otros 17 concejales”.

A esta anómala situación se suma, precisó Manuel Martínez, que “el PP tampoco respeta otros órganos municipales, como son las Comisiones Informativas ni el trabajo que los concejales hacemos en ellas, además de haberse apoderado de sus presidencias, contraviniendo lo previsto en la Ley, pues deberían haberse sometido a votación y, cada grupo, debería estar representado con la misma proporción que posee en el Pleno y no tal y como están conformadas en la actualidad, en las que PSOE y Ganemos están infrarrepresentados, mientras que el PP, Ciudadanos y el concejal no adscrito se encuentran sobrerrepresentados”.

“Llevamos dos años con un PP que gobierna de espaldas al Pleno, de las Comisiones y de la ciudadanía”, prosiguió el concejal del PSOE, que también aseveró, que “hasta ahora, hemos apelado al espíritu democrático de los alcaldes populares que se han ido sucediendo en nuestro Ayuntamiento. Les hemos pedido que atiendan a que si 17 concejales y concejalas les solicitamos algo deben cumplirlo, por pura esencia democrática”.

Dado que esta apelación para que prevalezca la democracia no ha surtido efecto alguno ni en , primero, ni en la actualidad en , “ahora, planteamos otra vía. Si el PP no quiere atender a la pluralidad política del Pleno, respetando los más esenciales principios democráticos, vamos a cambiar la normativa que regula el Pleno, para obligarles a que la respeten”.

La última modificación que sufrió el Reglamento Orgánico Municipal (ROM), tal y como recordó Manuel Martínez, se remonta a 2003, mejorando la regulación de las competencias de Alcaldía y de la Junta de Gobierno, “pero no lo suficiente las que atañen al Pleno y, ante la falta de compromiso del PP para respetar la pluralidad política del Pleno, nos vemos en la obligación de pedir modificar el ROM para que el Reglamento se lo imponga”.

De ahí que, incidió Manuel Martínez, a través de esta Moción, “pedimos la modificación de nuestro Reglamento Orgánico Municipal, para que se empiece a respetar la iniciativa de los 17 concejales de la oposición y en consecuencia, para que se respete a los 49.342 albaceteños y albaceteñas que votaron a esos 17 concejales”.

En este punto, Martínez sintetizó algunas de las propuestas puntuales que observa la propuesta socialista, que contempla la modificación de la regulación de las Comisiones Informativas, para que su presidencia, tal y como dicta la Ley, no la ostente el PP automáticamente, sino que se vote a la persona que la preside entre todos los concejales de la Corporación; así como el propio funcionamiento de estas Comisiones, para que cada grupo político tenga en las Comisiones la misma representación que tiene en el Pleno.

Asimismo, el PSOE aboga por incluir nuevos sistemas de control e iniciativa en el Pleno que lo acerquen a la concepción y funcionamiento de un parlamento, lo que podría permitir incluir la figura de la iniciativa normativa vecinal, lo que en la ley se denomina iniciativa popular, facultando a los vecinos y vecinas de Albacete que, a través de sus firmas, puedan plantear al Pleno nuevos reglamentos y ordenanzas o la modificación de los que ya existen.

Por último, en la moción socialista se confiere a la figura de las mociones la concepción de auténticas proposiciones hechas al Pleno por los grupos municipales. En consecuencia, una vez modificado el Reglamento Orgánico Municipal en ese sentido, todas las mociones que sean de competencia municipal y que cuenten con el apoyo mayoritario de concejales en el Pleno tendrán un efecto real y no como hasta ahora, que no si no coinciden con los planteamientos del PP, éste no las ejecuta, aunque hayan sido aprobadas por mayoría absoluta.

En definitiva, concluyó Manuel Martínez, planteamos “una verdadera revolución municipal, para aportar un plus de democracia, de respeto a la pluralidad y a la participación vecinal en el Ayuntamiento de Albacete. Pedimos tener un Pleno Municipal del siglo XXI, adaptado a la situación social y política del siglo XXI”.