Las enmiendas socialistas a los Presupuestos se corresponden con los compromisos que durante las últimas semanas está adquiriendo el candidato del PSOE a la Alcaldía de Albacete, , y que se llevarán a la práctica si el próximo mes de mayo recibe el respaldo y la confianza de la ciudadanía en las Elecciones Municipales.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, , presentó esta mañana las enmiendas que el PSOE presentará a los Presupuestos Municipales de 2015, que se debatirán en Pleno Extraordinario del próximo 23 de diciembre, con objeto, tal y como expuso Martínez, de que estos Presupuestos “respondan a la realidad de una ciudad que sufre las consecuencias de la crisis y las necesidades de unos ciudadanos que, lejos de lo que intentan hacernos creer los gobierno de , o , distan mucho de ver la luz al final del túnel”.

Enmiendas, precisó Antonio Martínez, que se corresponden con los compromisos que durante las últimas semanas está adquiriendo el candidato del PSOE a la Alcaldía de Albacete, Modesto Belinchón, y que se llevarán a la práctica si el próximo mes de mayo recibe el respaldo y la confianza de la ciudadanía en las Elecciones Municipales.

Una plan de empleo para 500 personas cada año

Dado que el principal problema al que se enfrenta la ciudad, aseveró Antonio Martínez, son las “19.654 personas que por más que lo buscan, no encuentran un puesto de trabajo. Lo que supone un incremento de 2.458 desempleados en la ciudad de Albacete, desde que Carmen Bayod se hizo cargo de la gestión del ”, la primera de las enmiendas del PSOE a los Presupuestos está encaminada a hacer posible la financiación de un Plan de Empleo que beneficiaría cada año a 500 personas desempleadas, “a través de contratos de seis meses de duración, puesto que con la legislación vigente en estos momentos, con 180 días cotizados se puede acceder al subsidio por insuficiencia de cotización durante otros seis meses, o durante otros 21 si se cuenta con responsabilidades familiares”, detalló Antonio Martínez.

En esta enmienda, el PSOE le indica al Equipo de como presupuestar y a que partidas imputar los 2,9 millones de euros necesarios para hacer realidad este Plan de Empleo, en el que “no hemos tenido en consideración los fondos del Dipualba Empleo que tienen una regulación propia, ni posibles fondos adicionales que pudieran derivarse de Planes Nacionales o Regionales”, añadió Martínez.

La segunda de las enmiendas del Grupo Municipal Socialista está encaminada a subsanar las deficiencias derivadas de “la decisión que en su momento adoptó el equipo de Gobierno del en este Ayuntamiento, de ceder a la la gestión del programa de , que ha originado un descenso en el número de usuarios más que notable, pues aquella decisión también supuso la supresión de las becas de comedor, totales o parciales, que concedía este Ayuntamiento a aquellas familias que no podían hacer frente al coste del servicio”, explicó el concejal socialista.

De hecho, Antonio Martínez expresó que “este Grupo Municipal considera imprescindible, por dignidad y por igualdad, establecer un sistema de becas de comedor para el curso 2015-2016, que garantice el acceso de los niños y niñas de nuestra ciudad a este Servicio, de tal forma que las dificultades económicas de su núcleo familiar no sean un obstáculo. Por ello, proponemos crear una nueva partida en el área de Educación dotada con 375.000 euros”.

Cantidad factible, pues en la propuesta socialista también se recoge la minoración en 410.000 euros en la partida denominada como ‘Cheque Escolar’, “por considerar que se trata de una acción discriminatoria para los usuarios de las Escuelas Infantiles públicas, que aún satisfaciendo la tasa o precio público correspondientes no van a poder acceder a este cheque escolar, a tenor de la normativa aprobada por Carmen Bayod y sus concejales”, puntualizó el concejal del PSOE.

A esto se suma, apostilló, que “nos seguimos temiendo que nos encontramos ante los primeros pasos de una futura privatización de este servicio y, en consecuencia, del desmantelamiento de un que consideramos imprescindible e irrenunciable”.

Planes de inversiones consensuados con la FAVA, las Pedanías y los comerciantes

A éstas, se suman otras tres enmiendas que, tal y como explicó Antonio Martínez, harán posible la ejecución de un plan de inversiones en los barrios de la ciudad, la mejora de la red de saneamiento en las pedanías e inversiones y adecuar y embellecer el entorno urbano comercial.

Con la primera de estas enmiendas, que supondría una inversión de 340.000 euros, se daría cumplimiento a otra de las promesas incumplidas de Carmen Bayod, que en el año 2012 comprometió un plan de inversiones por esta cuantía en los barrios de la ciudad, en el que se priorizarían las demandas de la FAVA, pero “tras la foto de rigor y la firma del convenio, jamás se volvió a saber de esta promesa de nuestra alcaldesa, que aún no ha comprendido que las promesas están para cumplirlas”, apuntó Martínez.

El Plan de Inversiones para mejorar la red de saneamiento de las pedanías estaría provisto con 300.000 euros, que se detraerían de la partida del Plan de Inversiones de Aguas de Albacete, y subsanaría las deficiencias que en ésta área tienen nuestras pedanías; y la dotación para la partida de Inversiones en Urbanismo Comercial, a la que se consignarían 110.000 euros, se nutriría de la partida para reposiciones en la vía pública.

Por último, Antonio Martínez explicó una propuesta que, a pesar de lo modesto de su cuantía económica, 35.000 euros, solucionaría “al menos en parte y en primera instancia, la situación por la que están atravesando los trabajadores interinos del de Albacete, que recordemos han sido, y son todavía, unos de los principales colectivos damnificados por el Plan de Ajuste aprobado en solitario por el Partido Popular en este Ayuntamiento”.

Con este pequeño incremento, concluyó Antonio Martínez, en la aportación que anualmente realiza el Ayuntamiento de Albacete para el sostenimiento de los gastos del Instituto Municipal de Deportes, “se podría aumentar la jornada laboral de los trabajadores interinos al 66% desde el día 1 de Enero de 2015, lo que les permitiría, por el efecto del coeficiente multiplicador del 1,5 por cada día cotizado, mantener, a los efectos del tiempo mínimo de cotización exigido, una expectativa de pensión en igualdad de condiciones que los trabajadores a tiempo completo”.