La viceportavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Albacete, , denunció esta mañana que el proyecto de la pasarela ciclista, para el que precisamente el Equipo de Gobierno ‘popular’ modificó la baremación de su concurso de adjudicación para primar la rapidez en la ejecución de la obra, lleva dos meses de retraso, pues debería haber estado concluido a mediados del pasado mes de mayo.

Asimismo, la edil socialista recordó que éste es solo un aspecto más de la polémica que ha rodeado a este proyecto, pues “ya en su día, fue duramente criticado por los grupos políticos en la oposición, PSOE y por aquel entonces IU, porque era fiel reflejo de cómo entendía el anterior Equipo de que se debía gestionar, de forma unilateral e impidiendo cualquier atisbo de consenso o diálogo”.

En este punto, Sánchez Cerro incidió en que este proyecto está integrado en el Programa Urbanitas, “cuyas actuaciones deben estar concluidas y debidamente justificadas a finales de 2015”. A esto se suma, prosiguió la concejala socialista, que “lo que el PP se esforzó en vendernos como la acción estrella de un Gobierno que durante 4 años como única labor urbanística se limitó a caducar sectores y demostrar que no tuvo nunca un proyecto de ciudad, en realidad se convirtió en una iniciativa con la que un gran número de ciudadanos y colectivos no estaban de acuerdo”.

Además, la viceportavoz socialista subrayó que “los ciudadanos asistieron perplejos a cómo el Ayuntamiento de Albacete, en momentos especialmente complicados, se embarcaba en un proyecto faraónico, por la envergadura de su inversión, 1,2 millones de euros, que bien se podían haber destinado al ámbito social o a financiar medidas para el crecimiento del empleo en la ciudad”.

De hecho, la concejala del PSOE insistió en que “tiene difícil explicación que una ciudad, que por aquel entonces tenía casi 20.000 desempleados, destinase más de un millón de euros a un gasto suntuoso y que, en modo alguno, es prioritario. Llama poderosamente la atención que el mismo Gobierno que despidió a más de 150 empleados públicos municipales, cerró decenas de servicios públicos, como la y el matadero, o renunció al laboratorio municipal y entregó a cambio de nada la titularidad del Parque Científico y Tecnológico, por citar solo algunos ejemplos, sí estimó que era necesario y prioritario invertir más de un millón de euros en una pasarela ciclista”.

Marisa Sánchez Cerro prosiguió argumentado que “lo que mal empieza mal continúa, ahora estamos en el mes de julio y las obras no están terminadas, no sé qué motivos tendrá el PP para justificar el incumplimiento del plazo de las obras, pero lo que sí sé con certeza absoluta es que el Equipo de Gobierno tomó la decisión de primar en un concurso público que fuera adjudicado a quién se comprometiera a concluir más rápido la obra más importante que ha acometido la ciudad en los últimos 4 años”.

Por último, la edil socialista expresó su deseo para que el nuevo Equipo de Gobierno municipal “no repita los múltiples errores de sus predecesores y empiecen por asumir la responsabilidad de este caso concreto, que evidencia que, además de no escuchar a los diferentes colectivos y grupos políticos para buscar tal vez un mejor destino para aquellos 1,2 millones de euros, no han sido capaces de cumplir los plazos que ellos mismos fijaron con carácter de urgencia”.