En un comunicado, el ha detallado que el sistema de libre designación “ofrece menos posibilidades para probar el valor técnico y artístico de los aspirantes” y “permitirá una mayor arbitrariedad y subjetividad” para designar al nuevo director de la Banda Municipal de Música, que será elegido entre los funcionarios de carrera con análogas funciones que deseen presentarse a este proceso y que pertenezcan a cualquier administración pública española.

A juicio del Grupo Municipal Socialista, de no corregirse esta situación, el alcalde, , evidenciará una “gran irresponsabilidad, por dejación de funciones”, puesto que un servicio municipal, como es el de la Banda de Música que cada años cuenta con un presupuesto que supera los dos millones de euros, con cargo al erario municipal, “debe tener una dirección elegida mediante un proceso que permita valorar todos los criterios técnicos y artísticos posibles y que, además, sea lo más garantista y transparente posible”.