En declaraciones a los medios en las instalaciones militares, Rajoy ha asegurado que durante su encuentro han intentado “animarla” en este momento “muy duro” y “muy difícil”. El capitán fallecido tiene un niño de cuatro meses.

El presidente del Gobierno y la ministra de Defensa continuarán en la Base Aérea hasta la llegada de los padres del capitán fallecido, que residen en (), para transmitirles “en nombre de la inmensa mayoría de los españoles” también su “sentimiento y pesar, solidaridad y afecto”.

Rajoy ha trasladado también su pésame a todo el “que vive con intensidad” la Fiesta Nacional.