La diputada del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha destacado hoy “el impulso que en los dos próximos años, va a dar el gobierno regional, en materia de obras y reformas en centros de salud y hospitales”.

Para Abengózar, “es una realidad, que la sanidad pública de la región recupera la salud perdida durante la legislatura de Cospedal”. Y muestra de ello, “son las 45 obras en centros de salud, bien sea obra nueva o de ampliación y mejora, que se van a llevar a cabo en los próximos meses”.

La parlamentaria ha detallado la realización de obras en 22 centros de atención primaria en 2018 y 23 centros en el año 2019, que se vendrán a sumar a las obras acometidas en 21 centros de salud este año.

“Y es que”, en palabras de la portavoz de sanidad del Grupo socialista, “una vez que los planes funcionales y las obras de los hospitales ya están en marcha, ahora es el turno de los centros de atención primaria, para los cuales se dedicarán aproximadamente 51 millones de euros”.

La parlamentaria socialista recuerda que ya en el de la pasada semana se aprobaron las obras del centro de salud de (Albacete) por 2,2 millones de euros, al que seguirán otros 22 para el año próximo como por ejemplo, la rehabilitación del centro de salud (Albacete), o las remodelaciones de los (Albacete), Los Pozuelos (Ciudad Real), Horcajo de (Cuenca), (), así como también se retomarán en 2018 las obras del centro de salud del barrio toledano de Santa Bárbara.

Menos derivaciones a la sanidad privada

Igualmente Abengózar destacó que, lejos de las “mentiras” de los dirigentes del PP, el gobierno de deriva muchos menos pacientes a la sanidad privada que los que derivaba el gobierno de Cospedal.

Así, detalló que en consultas externas, en los años 2016 y 2017 no ha habido ninguna derivación mientras que en 2014 se produjeron 150 y en 2015 un total de 463.

Para operaciones quirúrgicas, en 2014 se derivaron 8.348 pacientes; en 2015 fueron 7.905 (casi todas ellas durante la etapa de gobierno del PP), mientras que en 2016 bajaron a 3.964 y en el primer semestre de este año han sido 2.385.

Por lo que se refiere a técnicas diagnósticas en 2014 se derivaron a 52.021 pacientes; cifra que se elevó hasta los 61.028 en 2015. En 2016, la renovación de los equipos tecnológicos motivo un aumento de esas cifras hasta los 65.677, cifra que ha descendido radicalmente en el primer trimestre de este año hasta los 23.000 pacientes.

“Estos son los datos y los datos desmienten las constantes mentiras de los dirigentes del PP”, sentenció la diputada socialista.

Nuevo impulso a la sanidad pública

Pero si de algo se siente satisfecha, la diputada socialista, “es de las medidas que el presidente del gobierno regional anunció en el Debate del Estado de la Región celebrado esta semana”.

Para Abengózar, la reducción de listas de espera sanitarias, que han descendido de los 100.000 pacientes, se verá mejorada por la ley de Garantías de Atención Sanitaria Especializada donde se aseguren tiempos máximos de respuestas para procedimientos quirúrgicos, consultas externas y técnicas diagnósticas. A lo que ha hay que añadir el anuncio del presidente incluir la segunda valoración médica, “un paso más para recuperar la excelencia en un sistema que estuvo entre los primeros antes de llegar Cospedal, pero que con sólo cuatro años de su gestión, se quedó a la cola”.

Sin embargo, recuerda, “con el impulso del ejecutivo actual, ya ha escalado siete puestos hasta situarse en el sexto, y se sigue trabajando para que los ciudadanos tengan una sanidad diez”.

Además, insiste la portavoz de sanidad del Grupo Socialista “se seguirá apostando por el empleo público ya que el seguirá disminuyendo la temporalidad y ofreciendo condiciones laborales más atractivas a los profesionales sanitarios, haciendo posible el acceso a una plaza en el sistema sanitario público convocando una nueva Oferta Pública de Empleo de más de 2.000 plazas, hasta alcanzar 4.800 en 2019”.

Por último, pero no menos importante, en opinión de Abengózar “se seguirá aplicando el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria en Castilla-La Mancha, incrementando la capacidad diagnóstica de los centros sanitarios de la región con un total de 13,5 millones de euros”. Dentro de este marco, se prevé instalar 7 nuevos mamógrafos digitales en 2018, “una muy buena noticia” en la prevención del cáncer de mama.