El año 2012 marcó un antes y un después en la campaña de rebajas con la modificación de la Ley de comercio, que supuso que, desde entonces, no existiera un periodo obligado para haberlas, ni una franja mínima de descuentos ni restricciones sobre el tipo de prendas que pueden o no estar sujetas a la promoción.

Los carteles de productos rebajados inundan los escaparates de comercios y páginas de Internet. Las rebajas de verano comenzaron y se estima que se extiendan hasta finales del mes de agosto. No sólo podemos disfrutar de descuentos de entre el 20, 50 e incluso el 70% en el sector textil, sino también en otros como la tecnología o los electrodomésticos.

Recomendaciones de la UCE en Albacete para el periodo de rebajas

La presidenta de la Unión de Consumidores en Albacete (UCE), Nieves Roncero, ha detallado para el Grupo Multimedia de Comunicación ‘La Cerca’ algunas de las recomendaciones que los consumidores deben tener en cuenta a la hora de comprar en periodo de rebajas.

“Primero organización, llevar planificado lo que quieren comprar, fijarse bien en los productos y comprobar que el producto lleve el doble etiquetado con el precio anterior y el actualizado a rebajas”.

Además en cuanto a las devoluciones, la presidenta de la UCE de Albacete explica que, aunque ningún establecimiento tiene la obligación (por Ley) de aceptar devoluciones o reembolsar el dinero de una compra, si durante todo el año te dejan hacerlo, en periodo de rebajas, también. Al igual debe ocurrir con el pago con tarjeta o la devolución de un producto a cambio de vales, así como también con la admisión de vales en el periodo de rebajas.

A la hora de realizar las compras vía internet, desde la UCE de Albacete recomiendan comprobar que el establecimiento es real y que cuenta con elementos de seguridad para formalizar los pagos. También es importante guardar toda la documentación del pedido y comprobar que las condiciones de compra durante la campaña de rebajas, sean similares al periodo habitual.

Además, conviene saber diferenciar entre rebaja, promoción, saldo o liquidación.

Nieves Roncero detalla que las rebajas implican que “el mismo producto que has tenido durante todo el año vea disminuido su precio durante este periodo”. Por otro lado, un saldo supone que “un producto que tenga algún tipo de defecto o tara, se venda a menor precio” y liquidación implica que “el precio del producto se rebaje por un motivo determinado, como puede el cierre del establecimiento o cambio de ubicación”.

Reivindicaciones de la Unión de Consumidores

Desde la Unión de Consumidores exigen a los comercios que “sean francos y sinceros en la venta y hagan rebajas reales”. Además a las administraciones reclaman que “vigilen el cumplimiento real de la normativa y que velen por que las rebajas se desarrollen correctamente”.

La campaña de rebajas se prolongará hasta finales del mes de agosto. Hasta entonces, todavía están a tiempo de salir en busca de las mejores gangas.