Tras el encuentro anterior, que se celebró el pasado 25 de junio en , la sesión de trabajo sirve para trasladar las experiencias provinciales que, en materia de Despoblación, están poniendo en marcha o desarrollando las diferentes diputaciones, ha informado la Diputación en un comunicado.

En el caso de la albaceteña, desde la mejora de los servicios que la institución presta a los diferentes municipios que componen su territorio (con especial atención a los de menor tamaño), hasta el paulatino desarrollo de herramientas que permitan acerca al medio rural cada vez más posibilidades de las que disfruta el medio urbano, aprovechando las ventajas que brindan las nuevas tecnologías.

Es, por ejemplo, el caso de lo que la Diputación de Albacete está comenzando a hacer a través de su novedoso y pionero sistema de que permitirá que, tan sólo pulsando un botón, cualquier ciudadano, viva donde viva, pueda conectar con las Administración para realizar cualquier trámite que necesite sin tener por qué disponer de certificado electrónico, ordenador, Internet ni conocimientos informáticos.

También se ha puesto sobre la mesa la propuesta de recopilación de ‘Buenas Prácticas’ en materia de Políticas Sociales en virtud del acuerdo de la Subcomisión de abril de 2018. Un ámbito en el que la Diputación de Albacete también tiene mucho que aportar desde su experiencia a través del Consorcio de Servicios Sociales, que atiende a unos 2.700 usuarios a lo largo del año y que ha visto incrementar su presupuesto en casi un millón de euros en tres años (pasando de los 2.500.000 del año 2015 a los 3.460.000 del presente ejercicio) y duplicarse las horas prestadas (hasta sobrepasar las 430.000 anuales).

Un método que, además de acercar servicios de ayuda y atención a la ciudadanía (especialmente, la de mayor edad y aquella que sufre situaciones de dependencia), crea puestos de trabajo y, por tanto, se convierte en una herramienta fundamental para fijar población en nuestros pueblos.

En la reunión de Tenerife se ha hecho también balance de la gestión de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares durante el presente mandato y se ha analizado el Real Decreto 1234/2018, de 5 de octubre.

A través del mismo, se establecen las bases reguladoras para la concesión directa de subvenciones a entidades locales para la financiación de proyectos de empleo, autoempleo y emprendimiento colectivo, dirigidos a afrontar el reto demográfico en los municipios de menor población, en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil del Fondo Social Europeo (ayudas EMP-POEJ), en cuyos trámite está plenamente inmersa la Diputación Provincial de Albacete.