La Guardia Civil ha detenido, en el marco de la operación ‘Naranja’ llevada a cabo por el Equipo Territorial de Policía y la (Alicante), a nueve personas implicadas en varios robos con fuerza cometidos por el procedimiento del butrón en las provincias de Albacete, Murcia y Alicante.

La operación se inició hace dos meses al detectarse por parte las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el asentamiento de una serie de personas, todas ellas de nacionalidad rumana, en la localidad de Novelda, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Éstos formaban parte de un grupo organizado “perfectamente estructurado y jerarquizado” especializado en cometer robos con fuerza por el método del “butrón” en naves industriales, restaurantes y gasolineras alejadas de los grandes núcleos urbanos en las provincias antes citadas.

Utilizaban en sus desplazamientos varios vehículos diferentes, preparando los robos con antelación, estudiando horarios de apertura y cierre y medidas de seguridad de los establecimientos, dejando siempre en las proximidades del lugar de los asaltos un vehículo para facilitar la huida en caso de que fueran sorprendidos.

Finalmente y como fruto de esta operación el pasado día 5 de junio se estableció un dispositivo conjunto por las distintas unidades policiales intervinientes en el que se logró la detención de los nueve implicados en las localidades de Petrer (1) y Novelda (8).

Tras las detenciones se realizaron cuatro registros domiciliarios en Petrel (1) y en Novelda (3), en los que se intervinieron numerosas herramientas y efectos procedentes de los robos, unos prismáticos, un GPS, un monitor, tres DVDs, una impresora, un maletín con radial, lijadora, taladro y un vehículo.

Hasta el momento se les imputan un total de once robos con fuerza en las cosas por el procedimiento del butrón en naves industriales, restaurantes, gasolineras y una vivienda de las provincias de Alicante (3), Albacete( 5) y Murcia (3), siendo el botín obtenido en los asaltos, la cantidad aproximada de 60.000 euros.

La investigación, que ha sido llevada a cabo de forma conjunta por la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Elche y el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Comandancia de Albacete, continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones.

Los detenidos, todos de nacionalidad rumana, de edades comprendidas entre 26 y 43 años, junto con las diligencias instruidas y los efectos intervenidos han sido puestos a disposición de la