Encarna Rodríguez ha partido en su análisis sobre esta comúnmente conocida como ‘Ley de la Dependencia’ en su décimo aniversario, de la idea de que “tiene unas expectativas muy importantes para todas las personas con discapacidad (y sin discapacidad pero que tienen una situación de dependencia)”; así, ha reseñado que “quizá hemos dejado escapar en estos diez años algunas cuestiones importantes: por ejemplo, esta Ley debería sustentarse en un gran Pacto de Estado para que, gobierne quien gobierne, esté garantizada”, ha apuntado.

Eso sería lo que conllevaría “la mejora de la calidad de vida de las personas que se deben beneficiar de ella y la mejora de la calidad de vida de sus familiares” y lo que haría real “que las personas con discapacidad o dependencia pudiéramos vivir como cualquier otra”. Rodríguez ha recordado que “esto no es un problema del ámbito familiar, sino de la sociedad “porque, como tal, tenemos la responsabilidad y la obligación de dar las mismas oportunidades a todo el mundo, y para que eso sea así de manera efectiva, el entorno tiene que ser el adecuado”.

“Una Ley como la de la Dependencia no puede estar al arbitrio de situaciones coyunturales“

La presidenta del Grupo AMIAB ha incidido también en lo fundamental que es la necesidad de que exista una financiación suficiente para el desarrollo y la conveniente aplicación de esta Ley, y ha señalado que “quizá hay que sentarse y ver si el modelo de financiación es el adecuado o hay que buscar alternativas (incluso otros modelos de financiación)”.

Por ello, insta a todos los que tienen algo que decir al respecto, a sentarse y sopesar cuáles serían “las opciones más adecuadas para lograr que esta Ley sea efectiva; una Ley como ésta no puede estar al arbitrio de situaciones coyunturales: las personas han de ser prioritarias y estar por encima de ciertas cosas”. Siempre bajo la petición de “ser realistas”, ha recalcado esa necesidad de sentarse para sopesar “si el modelo de financiación es el adecuado o no, o si se debe caminar hacia fórmulas más mixtas, etc.”.

“Ésta tiene que ser una labor conjunta en la que tanto las entidades sociales como las Administraciones Públicas y la sociedad en general vayamos de la mano”

En plena celebración de su XXX aniversario, el Grupo AMIAB lleva a gala haber sabido convertirse en referente en el trabajo activo por lograr la igualdad y la inclusión de sus usuarios desde la transversalidad: la cultura, el ocio y, sobre todo, el empleo. Y Encarna Rodríguez ha querido aprovechar también esta cita con el V Foro ‘Castilla-La Mancha de Cerca’ para seguir manifestando al Gobierno regional (en el día de hoy, a través de la consejera de Bienestar Social) que siga contando con el rico tejido asociativo de la región, capaz de llegar en muchos aspectos a cuestiones que la Administración no es capaz de abarcar.

“Somos un equipo, ninguna entidad vamos solos en este trabajo; ésta tiene que ser una labor conjunta en la que tanto las entidades sociales como las Administraciones Públicas y la sociedad en general (empresas privadas, entidades financieras, etc.) vayamos de la mano; esos proyectos y servicios que las entidades sin ánimo de lucro llevamos a cabo para dar las mismas oportunidades a todas las personas, deben ser un trabajo de equipo; tenemos que aunar esfuerzos para llegar a mayor número de personas, vivan donde vivan (ya sea en una ciudad o en esas zonas rurales a las que es más complicado llegar)”, ha concluido.