Pasadas las 15:30 horas y acompañado por su novia, sus padres y el mozo de espadas Santiago Avendaño, el matador de toros abandonaba el Complejo Hospitalario Universitario de donde ingresó el pasado jueves, 12 de diciembre de 2013, en la para observación tras ser trasladado desde el Hospital de Yecla en el que ingresó en urgencias después de sufrir un traumatismo craneoencefálico grave al ser volteado por un toro en la ganadería de .

El diestro manchego fue intervenido quirúrgicamente por un hematoma intraparenquimatoso en la noche del jueves al viernes. Tras la intervención permaneció en reanimación, a cargo del servicio de y Reanimación del centro, con una evolución satisfactoria, y tras mostrarse en el TAC de control la evacuación de dicho hematoma pasó a planta de Neurocirugía el día 16, donde ha seguido control y tratamiento por parte de dicho servicio.

Pinar seguirá con su recuperación en su domicilio, donde debe permanecer en reposo, sin hacer esfuerzos, manteniendo reducción de ruido y luz, por lo que los facultativos le recomiendan que de momento no reciba visitas.