El torero resultaba herido en la tarde de hoy en Las Ventas con el primero de la tarde, de la ganadería , cuando al final de uno de los muletazos el toro lo cogía por la ingle y le producía una herida con dos trayectorias, una de 25 centímetros y otra de 20 según el parte médico.

Aún con la herida, Pinar continuó en el ruedo hasta finalizar la faena gracias a un torniquete, que no evitaba la visible hemorragia, pasando después a la enfermería donde era intervenido y posteriormente fue trasladado al Hospital San Francisco de Asís.

Parte médico

“Herida por asta de toro en el tercio superior de la cara interna del muslo derecho con dos trayectorias; una de 25 cms. hacia arriba que contusiona el isquion y otra hacia atrás de 20 cms. que bordea el fémur produciendo destrozos en los músculos abductores y contusiona paquete vasculonervioso. Pronóstico: Muy grave”.