El delegado de la Junta de Comunidades en Albacete, ha recordado que fue la instrucción de la ex presidenta de Castilla-La Mancha, y del anterior consejero de Sanidad, Echániz, quiénes paralizaron el Plan Director del Complejo Hospitalario de Albacete, “obra pactada, consensuada y contratada”, ha afirmado.

Ruiz Santos ha explicado en rueda de prensa que el proyecto arquitectónico del Plan Funcional se realizó en los años 2007 y 2008, una “demanda que hizo la comunidad médica”, para que se llevase a cabo una amplia remodelación del Complejo Hospitalario de Albacete, que en 2010 se adjudicó el proyecto por 70 millones de euros; en 2011 se iniciaron las obras, y quedaron paralizaron en el ejercicio del 2012.

“Es culpa única y exclusivamente de Cospedal que hoy Albacete no tenga un nuevo Hospital” ha declarado Ruiz Santos, quién ha acusado a la ex presidenta del anterior Ejecutivo autonómico de hacer declaraciones “atentando a la memoria de los albaceteños que saben muy bien porqué hoy no tienen esa infraestructura”, ha aseverado.

Por otro lado, el delegado provincial de la Junta ha explicado, que en estos siete meses de Legislatura, el Gobierno de y el consejero de Sanidad, están renegociando con la empresa y los técnicos a los que se les adjudicó la obra una de las consecuencias de la paralización del Plan Director: “Una indemnización de 9 millones de euros por su no ejecución”.

El Plan Director del Complejo Hospitalario de Albacete tendrá dotación reflejada en los Presupuestos del SESCAM para este año 2016, y antes de junio se iniciaran las obras.

En relación a las primeras actuaciones, Ruiz Santos subraya que consistirán en acondicionar y rodear la zona de obra y los accesos, y recuperar la conexión entre la Facultad de Medicina y el CHUA a través de la pasarela.

Además, ha detallado se construirá un nuevo edificio polivalente en el que se irán instalando cada uno de los servicios que se reconstruyan en el edificio del Hospital, remodelando plantas de hospitalización, -duplicando el número de quirófanos, que pasarán de los 12 actuales a 23, y reformando las Urgencias.

Además, el delegado de la Junta también apuntó que entre las primeras medidas que se adoptarán se encuentra la demolición del edificio del CAS y se construirá otro nuevo edificio en el que se ubicarán todas las unidades materno-infantiles.

El también asumirá los servicios relacionados con la , que hasta ahora se prestaba en el . Y este hospital, se especializará en rehabilitación.