Fin de semana completo con dos nuevas citas de senderismo de la mano de la Diputación Provincial. Así, este sábado, día 11 de marzo, se celebró la octava de las rutas que la Diputación organiza dentro de la IV Edición de Rutas de Senderismo. Se denominaba “Castellar de Meca y Arco de San Pascual”, un sorprendente lugar lleno de historia y naturaleza. Comenzaba a las 9:00 de la mañana, desde el aparcamiento que hay en el Castellar. Con una dificultad técnica media y un recorrido circular de unos 12 kilómetros y de algo más de cinco horas de duración.

Comenzaba la ruta soleada, con la bienvenida de , representante del Grupo Senderista de “Pudiendo ir mal,…”, quienes harían de guías y maestros durante la ruta, comenzamos a subir y descubrir las impresionantes vistas Panorámicas, de Alpera y Ayora y especialmente del Corredor de Almansa, con muchas plantas ya empezando a florecer como la aliaga. En primer lugar, llegamos a la denominada “Cueva del Rey ”, se distingue la fuente y unas escaleras excavadas en la roca y un primer aljibe, aquí comienza el yacimiento de Castellar de Meca, en el que muestra evidencias de ocupación desde la edad de Bronce (siglo VI a.C.), los Íberos (siglos IV- III a.C.) y los romanos (siglos II- I a.C.) hasta la edad Media (siglo XII). Las ruinas se considera que pertenecen a un poblado Ibérico ocupando aproximadamente 15 hectáreas con una extensión de unos 800 m en dirección Este-Oeste.

A simple vista, podremos ver sus antiguas murallas que servían de defensa a la población. Por las características del terreno, éstas también forman parte de una fortaleza natural, situándose a unos 1.218 metros de altura sobre el nivel del mar en su punto más elevado. Se encuentra en una meseta del monte, con un único acceso, y por el que posiblemente los íberos trazaron un camino, el llamado que unía la ciudad fortaleza con el llano. De esta época íbera son también los restos de casas excavadas en la roca así como los aljibes.

Llegamos hasta el poblado y su puerta de acceso, muchas son las muestras de restos en las numerosas cisternas y casas talladas en la roca. Accediendo por el Camino Hondo, con una pendiente del 30% constituye una asombrosa obra de ingeniería prerromana, en nuestro recorrido veremos la Muralla Ciclópea, y un gran grupo de cabras que eran los nuevos habitantes de la zona. El suelo, sobre roca viva, presenta profundas rodaderas como consecuencia del paso de las ruedas de carro durante 1500 años.

En la meseta se podían ver habitaciones excavadas en la roca, escaleras, y numerosos depósitos (más de 100). No todos los depósitos serían aljibes, ya que algunos pudieron ser utilizados como graneros o almacenes. Una vez en lo más alto, en la cresta del Mugrón, podemos contemplar unas impresionantes vistas por todos lados. Tras realizar las fotos pertinentes, continuamos hacia de San Pascual, hito arqueológico, una curiosa formación pétrea de naturaleza cárstica. Ya desde allí solo nos quedaba volver de nuevo al aparcamiento donde empezamos esta sorprendente ruta.

La cita en Alcaraz

El domingo, día 12 de marzo, se celebró la novena de las rutas. Se denominaba “De los campamentos de Peñascosa a Alcaraz”, un recorrido lineal, de 17 kilómetros de distancia, una dificultad media-baja, y de algo más de cinco horas de duración y que recorre ambos términos municipales.

Comenzamos sobre las nueve de la mañana, con sol aunque con algo más de frío que el día anterior, desde el campamento de Malpaso, donde nos recibían miembros del club de Montaña “El Collao” de Alcaraz con a la cabeza, quien además de hacer de guía, nos iba explicando, con gran sabiduría, las curiosidades del medio en el que nos encontrábamos. Cogemos el camino que asciende hasta el alto del Coronillas, antes podemos observar varios de los arboles catalogados como singulares, como el Pino Cucaña, ya que recuerda a este tradicional juego, el pino Tirachinas, no hay más que ver lo caprichoso de su forma de sus ramas para entender de dónde le viene el nombre y no muy lejos de allí encontramos otro pino blanco el Calixto, nombre del forestal que lo indultó de una tala.

Cuando llegamos a la cuerda del Almenara seguimos por el camino pero dirección hacia el pico Muletos, las vistas de la sierra son espectaculares. A unos 500 metros de tomar este camino cumbrero, nos desviamos por otro que desciende por la Cañada de Bogarra, donde encontramos un área de acampada con este mismo nombre, todo este recorrido discurre por una típica formación vegetal de las zonas bajas de la sierra, las espineras, compuestas principalmente por arbustos de espino blanco, rosal silvestre y endrino.

Pasamos por la fuente del Huerto del Recto, una de las más lejanas a la desembocadura del río al que van todas estas aguas, el Guadalquivir.

A los pocos kilómetros pasamos por los refugios de la Fuente de la Peña, la tercera área de acampada perteneciente al Ayuntamiento de Peñascosa, lugar donde hay refugios e instalaciones para organizar campamentos o bien pasar un placentero día de campo.

Un poco más adelante tomamos el PR-21 camino histórico de Alcaraz a y enseguida encontramos un sorprendente rincón serrano con un tentadero en piedra seca, es la plaza de Portelano, en esta zona hacemos una breve parada para reponer fuerzas.

Seguimos río abajo hasta el paraje de la Nava, donde vadeamos el río para seguir el sendero entre bosquetes de carrascas y praderas inundadas en primavera con un pequeño narciso que las tiñe de amarillo. Después de pasar una cortijada con un gran corralón también en piedra seca, llegamos a un portillón que da vistas al valle de los y una impresionante estampa de Alcaraz en el extremo norte lo contempla desde sus intrincadas calles.

Bajamos por los restos del camino histórico con extraordinarias vistas del valle del Guadalmena, hasta tomar otro en mejor estado llamado de las Quebradas que ya nos conduce hasta el fondo del valle y entre huertos llegar a Alcaraz.

Llegamos hasta la majestuosa plaza con sus torres de la Trinidad y del Tardón, para dirigirnos al restaurante Mirador de la Sierra, donde disfrutamos de una comida típica serrana. Después visitamos la plaza monumental de Alcaraz y la , y de vuelta a Albacete la almazara ecológica de Alcaraz.

Otras dos fantásticas rutas, y ya van nueve, que han hecho disfrutar a los 100 participantes de esta actividad, con temperatura primaveral , de las maravillas de entornos naturales que esconden nuestros municipios, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente ruta será el próximo domingo, 19 de marzo en Alpera, denominada “Castellar de Meca – Arco de San Pascual” una ruta circular de 12 kilómetros de distancia, una dificultad técnica media, con salida a las 9:00 horas desde la gasolinera de la localidad.