El Bulevar de Pidal ‘inaugura’ este lunes su IV ‘Ruta de Compras’ (en ambas avenidas y en las calles aledañas). La iniciativa está organizada por ASEBU (la ) y la . y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento bajo el marco de ‘Albacete, ciudad de compras’.

Se desarrollará hasta el viernes, 23 de junio, y como gran novedad de este año, habrá un regalo seguro para todos aquellos que realicen una compra mínima por valor de 10 euros en cualquiera de los numerosos establecimientos participantes. En ediciones anteriores, tal y como ha explicado la presidenta de ASEBU, el regalo se obtenía una vez que los clientes completaban diez sellos acreditativos de otras tantas compras en establecimientos diferentes.

Esos obsequios por las compras mínimas de 10 euros se podrán recoger los días 22 y 23 junto a la fuente de Menéndez Pidal (de 10:00 a 13:30 horas por las mañanas y de 18:00 a 21:00 horas por las tardes).

Tanto como la concejala de Comercio y Promoción Económica, , han explicado que, además de hacer así más atractivas las compras, estos cinco días estarán acompañados de otras iniciativas en esa zona de la ciudad, como música, talleres, juegos y actividades al aire libre.

Monteagudo ha explicado que, en la actualidad, son unos 50 los establecimientos que conforman ASEBU porque la cifra ha ido descendiendo conforme aumentaba la dureza de la crisis económica, pero ha subrayado que el dinamismo de quienes persisten en grande y que el Bulevar cuenta con grandes cualidades para ser un referente para los albaceteños a la hora de hacer sus compras.

El presidente de la Federación de Comercio de Albacete, , ha resaltado las grandes cualidades que tiene esta zona de la ciudad y de la calidad creciente de su comercio: “Estamos hablando de una zona comercial muy buena, con grandes espacios para caminar y disfrutar en familia y con todo tipo de establecimientos”.

Animando a todos los albaceteños a disfrutar del Bulevar (especialmente, estos días especiales de ‘Ruta’), Lozano ha pedido a todos arrimar el hombro por nuestro comercio tradicional frente “al enemigo más poderoso que amenaza: el que se encarna en las grandes superficies”.