Almansa, ha señalado Sánchez en una entrevista concedida a Europa Press, está necesitada de un impulso en materia de empleo, y, por ello, “la primera acción pasa por agilizar la implantación de las empresas” y por poner en marcha un plan de captación de empresas y puesta a disposición de suelo industrial.

Además de ese trabajo de captación de empresas, el candidato socialista avanza que impulsará una auditoría para conocer la necesidades más inminentes en materia de empleo.

Recuerda, en ese sentido, que el calzado, que tiene un plan de jubilaciones, en los próximos años va a demandar cientos de empleos.

También se trabajará, anuncia Sánchez, por impulsar los empleos relacionados con la energía verde y la implantación de renovables y de empresas de base tecnológica.

“Nuestra estrategia es la de facilitar la implantación de estos sectores, adelantarnos con propuestas de formación e incentivar las iniciativas empresariales más prometedoras”, detalla.

POCOS CAMBIOS

El municipio, considera Pablo Sánchez, “tiene una fiscalidad muy alta, fruto de las políticas del ” y, ante ello, el programa del PSOE contempla “solo la posibilidad de retocar las que se cobran a grandes empresas, como las energéticas o de telecomunicaciones”.

En el resto, confirma que “no habrá ninguna subida impositiva”, aunque plantea que “algunas de las tasas que deberían bajarse, como el agua o la zona azul, se han ligado a contratos de privatizaciones realizadas por el PP”, por lo que trabajan en “encontrar una forma legal de hacerlas más justas”.

Por otra parte, Sánchez manifiesta que el municipio tiene avanzado un Plan de Ordenación Municipal en el que dice que el PSOE “no cree” y que le “tocará revisar antes de su aprobación”.

Entre otros motivos, explica, porque contempla un crecimiento “que no concuerda con la realidad”.

Para el candidato socialista, el futuro del urbanismo en Almansa pasa, no por la creación de nuevas zonas urbanas fuera de sus límites actuales, sino “por la regeneración de sus barrios, donde hay miles de viviendas vacías”.

Sí hay, admite, una “necesidad imperiosa de definir nuevo suelo industrial, allí donde su desarrollo sea sostenible”.

La propuesta socialista aspira también a “generar nuevas alternativas de ocio” para la franja de entre los 12 y 18 años, pues la oferta, hasta ahora, se ha centrado más en los niños y tienen otras necesidades.

Por eso, defiende que hay que crear “espacios ocio saludable ligado a la tecnología y actividad al aire libre, fomentar la práctica deportiva y facilitar su asociacionismo”.

Hay algunos proyectos, comenta, pero “están dormidos” y menciona, como ejemplos, el ‘skate park’ o la escuela de rock, que quieren “hacer realidad”.

En cuanto al ámbito cultural, el PSOE quiere “apostar por los recursos culturales permanentes que puedan generar turismo”.

Así, plantea recuperar el proyecto de Museo Abierto de escultura de , artista del que el municipio tiene la mayor colección del mundo, y defiende también que aspiran a impulsar “la cultura en la calle” como fórmula de atracción turística también.

PACTOS SÍ O NO

“Los pactos vendrán después de las elecciones, es muy probable que no haya mayoría absoluta, así que el pacto va a ser una necesidad”, pone de manifiesto Pablo Sánchez.

Pero éste se hace, insiste también, “entre quienes pueden pactar y quieren” porque el “se hace con consensos, y no con líneas rojas”.

A los comicios municipales concurren cinco partidos políticos y la valoración, apunta el candidato socialista, “la van a hacer los votantes el día 26 de mayo”, que “saben” que viven en una ciudad en la que el puso en pie la totalidad de sus infraestructuras y servicios.

Tras 12 años de gobiernos municipales del PP, lamenta Sánchez, Almansa “sigue en la casilla de salida”.

El aspirante del PSOE se muestra positivo, porque apunta que hay un “cambio de ciclo”, en el que “primero cambió Cospedal, luego el con y continuará con el Ayuntamiento de Almansaen unos días, no hay duda de eso”.

A ello ayudará lo que considera que han sido los “muchos errores” cometidos por el PP, que ha basado sus campañas de 2011 y 2015 “en megaproyectos que no iban a convertirse en realidad”.

Pese a ello, para Sánchez, “ha sido peor lo que el PP sí ha hecho”, y menciona la privatización del agua, por la que hoy los ciudadanos “pagan dos veces y media lo que al principio de su mandato”.

Y además se ha realizado “cerrando un contrato blindado con la empresa, que va a costar mucho solucionar”.

Los ‘populares’, critica Sánchez, “se han dedicado a gestionar lo que encontraron sin proponer nada, pero el balance de su mandato son mil habitantes menos y mil personas desempleadas más”.

Por todo ello, Pablo Sánchez revela que su “impresión” es que el PSOE ganará las elecciones en Almansa, como ya ocurrió en las recientes elecciones generales, donde la formación aventajó al PP “en casi dos mil votos”.