Trece votos a favor (los once correspondientes a diputados del PSOE y los dos de los diputados de la coalición de Izquierda Unida-Ganemos), once votos en contra (los correspondientes a los diputados provinciales del PP, que han respaldado a su candidato a presidente, ) y una abstención (la de la diputada de Ciudadanos) han permitido que Santiago Cabañero se haya convertido en el nuevo presidente de la Diputación Provincial de Albacete (que ha conformado, con ésta, su novena Corporación de la historia democrática).

Tras prometer su cargo, las primeras palabras del ya máximo responsable de la máxima institución provincial han sido de agradecimiento y enhorabuena a (en el que, por cierto, ha sido su primer acto institucional como jefe del Ejecutivo de Castilla-la Mancha). Después, un primer mensaje sobre el “honor” y la “ilusión” que le supone esta nueva responsabilidad al frente de la Diputación de Albacete, lugar que ha asegurado haber considerado siempre como “la ‘gran casa’ de todos y cada uno de los vecinos y vecinas de la provincia”.

Decidido a infundir “certezas que hablasen de esperanza”, Cabañero tampoco ha dejado de lado en sus primeras frases el agradecimiento a su familia (sus hermanas, su padre, su mujer, su hijo…); a sus compañeros de Partido; a los integrantes de Izquierda Unida-Ganemos (“por su predisposición y sus propuestas constructivas”, ha apuntado), y a los diputados y diputadas de y Ciudadanos, “por su trabajo por la provincia porque, entre todos -ha dicho-, vamos a representar la política más cercana: la local”.

“Puertas ‘abiertas de par en par’, por encima de las siglas”

Como primer compromiso, el presidente de la Diputación albaceteña ha señalado el de “tener mis puertas (y las de quienes conforman mi Equipo de Gobierno) abiertas de par en par a disposición de todos los ciudadanos de cada municipio, por encima de las siglas; el entendimiento será nuestra seña de identidad, no sólo con el resto de representantes políticos, sino también con los agentes sociales y los representantes de ciudadanos de toda índole”.

Y, como uno de los primeros ejes de su Gobierno, ha destacado el de “promover riqueza, sí, pero también redistribuirla entre todos los pueblos y todos los vecinos, sobre todo aquellos que más lo necesitan porque, fundamentalmente, queremos que nuestro mayor objetivo sea la lucha contra la pobreza, y también la creación de empleo”.

Sobre esto último, ha concretado que “no es una cuestión de tener o no competencias, sino de responsabilidad y sensibilidad”, y ha incidido en que pondrá los recursos de la Diputación al servicio de los ciudadanos empezando por un ‘Plan de Rescate’ que atienda todo tipo de situaciones de emergencia social al que se destinará cada año, al menos, un 0’7% del presupuesto provincial y que se desarrollará desde una ‘Mesa Social’ a la que ha invitado a participar a representantes sociales de toda índole.

Creación de una ‘Oficina Anti-desahucios’

Cabañero ha anunciado “la implementación de medidas de discriminación positiva en las poblaciones de menos de 2.000 habitantes” (que, por ejemplo, permitan recuperar la gratuidad del transporte escolar o la búsqueda de facilidades en el préstamo de libros de texto). Además, ha adelantado un primer paso importante contra los desahucios al anunciar la creación, a través de los Servicios de a Municipios, de una ‘Oficina Anti-desahucios’ que preste asesoramiento y medie en este tipo de casos.

De nuevo refiriéndose al ámbito laboral, ha incidido en que trabajarán, fundamentalmente, por el Empleo (a través de un Plan de Choque al que, al menos, se destinarán 3’5 millones de euros cada ejercicio), así como por la transparencia (por ejemplo, mediante la creación de un portal específico con este objetivo y dando publicidad a todo tipo de procesos). Especialmente se ha referido a su deseo expreso de ahondar en arrojar luz a los procesos de selección de personal de la Diputación (momento en el que los aplausos han irrumpido en la sala), “fundamentalmente, en aquellos que incluso han tenido que llegar a los Tribunales”.

El próximo martes, primer Pleno de la nueva

Santiago Cabañero ha ofrecido “esfuerzo y dedicación” para estos cometidos, y ha pedido a todos que le acompañen “en este camino de certezas”. Ha concluido su intervención citando a y, sin más asuntos que tratar en el ‘Orden del día’ ha cerrado la sesión no sin antes llamar al trabajo: el próximo martes, 7 de julio, la nueva Corporación Provincial celebrará su primera sesión plenaria de la legislatura, tal y como ha convocado públicamente su ya nuevo presidente.