La plaza de Toros de Albacete abría ayer sus puertas para celebrar la primera corrida fuera de abono, con un cuarto de entrada en los tendidos. El matador de toros Antonio Barrera, y los diestros albaceteños Sergio Martínez y Andrés Palacios componían el cartel del festejo taurino. Dos de las reses de la ganadería de María Carmen Camacho fueron remplazados por los astados de Carmen Borrero, lidiados en el primer y sexto lugar.

Sergio Martínez abrió la Puerta Grande

El diestro albaceteño, Sergio Martínez, fue el triunfador indiscutible de la tarde, consiguiendo dos merecidísimas orejas por sus buenas faenas, una en cada toro.

Sergio Martínez se encontró muy cómodo con el primer toro de su lote, que brindó a Dámaso González. “Veía que podía tener condiciones y le he ido haciendo las cosas muy despacio, dándole su tiempo y al final el toro ha sacado lo bueno que tenía y me ha permitido darle muletazos a gusto”, añadía el matador.

Sergio Martínez dio vuelta al ruedo y salió a hombros por la Puerta Grande de la plaza de toros de Albacete, ovacionado por un público muy entregado.

Según explicaba el matador albaceteño, “los toreros de Albacete, aunque lo pasamos mal cuando toreamos en nuestra tierra, cuando conseguimos un triunfo y salen bien las cosas, se saborea el doble”.

Toros mansos y complicados

El festejo taurino se lidió con cuatro toros de la ganadería de María Carmen Camacho y dos de Carmen Borrero. Salvo el lote del diestro albaceteño, Sergio Martínez, el resto fueron toros mansos y complicados que le dieron un susto a Antonio Barrera y dificultaron las faenas de Andrés Palacios.

Andrés Palacios le puso ganas, pero al final no pudo conseguir ningún trofeo. Aviso y ovación en el primero y palmas en el segundo de su lote. Según explicaba a La Cerca Televisión, “el toro no ha embestido, pero estoy muy satisfecho porque era casi imposible y me he puesto sabiendo que me podía coger en cualquier muletazo porque no sabía cuándo iba a pasar. La pena es que el toro no ha querido pelear en ningún momento conmigo”, añadía.

Al diestro albaceteño le gustaría poder torear en la Feria de Albacete aunque sabe que es muy complicado. Hacer el paseillo en la plaza de toros de su tierra es una responsabilidad añadida, sin embargo “aquí es donde menos miedo paso, donde más disfruto y donde más torero me siento”.

Barrera se estrena en Albacete sin trofeos

El diestro sevillano se estrenaba en la plaza de Albacete con un sobresalto sin mayores consecuencias en el primero de la tarde. “El toro ha sido muy exigente y tenía mucho genio, pero luego me he sobrepuesto y por momentos le he podido al toro. La pena ha sido no matarlo, aunque ha habido importantes momentos de intensidad”, añadía.

Dos avisos y ovación en el primero y aviso en el cuarto de la tarde, con saludos en su lote.

Barrera destacaba la importancia de la plaza de toros de Albacete señalando que “es una plaza para apostar y había que jugarse la vida y hacer un esfuerzo, que creo que he hecho”.

El diestro ha cosechado muchos triunfos en plazas importantes durante la presente temporada como es el caso de Barcelona, Nimes, Pamplona, Málaga o San Sebastián, y espera redondearla con cinco o seis Ferias más durante el mes de septiembre. Además, anunciaba que el 18 de octubre comenzará una campaña en México, con motivo del décimo aniversario de su alternativa, con un total de 20 corridas contratadas.