Paúl Abadía “Serranito”, a punto de finalizar la temporada, hacía balance de la misma destacando su presencia en plazas de toros tan importantes como la de Madrid, Valencia, Albacete y próximamente estará en Zaragoza.

La temporada este año ha sido dura para todos los toreros y también para Serranito, con una importante disminución en el número de festejos. A pesar de esto, el diestro se muestra optimista. “Siempre hay que sacar lo positivo y la esperanza y la ilusión la tengo depositada ahora en Zaragoza. Una gran oportunidad, sobre todo de cara a la próxima temporada, ya que la corrida será retransmitida para toda España”, añadía.

Paúl Abadía “Serranito” se alzó con el Premio Taurino Samueles A la mejor Faena por su actuación en la Feria albaceteña del pasado año 2007. Una tarde que jamás olvidará, en la que cortó tres orejas con toros de Samuel Flores. Sin embargo, el diestro prefiere centrarse en los triunfos más presentes y seguir luchando para abrirse camino dentro del mundo del toro.

En la pasada Feria taurina de Albacete, Serranito no pudo repetir el éxito conseguido en 2007 y se marchó de la plaza sin ningún triunfo en una tarde en la que las cosas no salieron demasiado bien. En su opinión, “no soy ni el primer torero ni el último al que le ocurre algo así y, aunque no es agradable, de todo se aprende”.

Serranito confía en sus posibilidades y sabe que vendrán tiempos mejores. Ahora sus esperanzas están puestas en Zaragoza, en la corrida que lidiará el próximo día 16 de octubre, con toros de Dolores Aguirre, ya que “como mejor puede hablar un torero es con la espada y la muleta delante de un toro bravo”, según apuntaba el diestro.