El Área Integrada de ha trasladado el servicio de del Hospital desde consultas externas que estaban contiguas al dispositivo de , hasta la zona próxima a la unidad de Críticos y al servicio de .

Dicho cambio supone una ampliación y renovación de las instalaciones de este servicio para mejorar la seguridad del paciente en la realización de pruebas específicas de elevada complejidad. Así, se facilitan los accesos a los circuitos de las pruebas orientadas al estudio de la alergia a medicamentos, veneno de himenópteros, administración de fármacos biológicos, inmunoterapias y estudio de tolerancia a alimentos.

Esta renovación afecta tanto a las salas de exploraciones como a las de pruebas de provocación que se han perfeccionado como mejora a los circuitos en la atención al paciente y se han ampliado para ofrecer un mayor confort, ha informado el Sescam en un comunicado.

En este sentido, la responsable del servicio de Alergología, , ha resaltado que “gracias a estas mejoras se han podido implementar nuevos protocolos mejorando la eficiencia en el diagnóstico y la seguridad del paciente y la calidad en la atención sanitaria”.

REPUNTE EN PRIMAVERA Y OTOÑO

La doctora Ferrer ha destacado que el servicio de de Almansa atendió durante 2013 a 740 pacientes nuevos, teniendo un repunte de los casos de alergia durante los meses de primavera y otoño.

Asimismo, desde este servicio atendieron también a más de 1900 pacientes en consultas sucesivas, se realizaron más de 500 provocaciones con fármacos y se administraron más de 500 inmunoterapias en la Unidad de Inmunoterapia del Hospital.

En este sentido, ha señalado que entre las alergias más comunes están las graminias, olivo y salsola.

A pesar de que la edad no es un factor determinante, el servicio de Alergología del Área Integrada de Almansa recibió durante el pasado año más pacientes jóvenes y en cuanto al sexo, fueron más mujeres que hombres.