El PAUM empezará a funcionar este sábado, día 7 de septiembre, a las 20.00 horas durante la cabalgata de apertura y estará abierto, en su horario habitual, hasta las 8.00 horas del día 18 de septiembre, según ha informado el Sescam en nota de prensa.

Más de 50 profesionales sanitarios del Sescam entre médicos, enfermeras y auxiliares de Enfermería atenderán por turnos el PAUM, que tendrá un horario de 15.00 a 8.00 horas los días laborables y de 12.00 a 8.00 horas los fines de semana y festivos, días en los que se prevé mayor afluencia de visitantes.

Como es habitual, la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario (GUETS) apoyará la asistencia en el puesto de la Feria con la disposición de una unidad móvil de vigilancia intensiva (UVI) en los días de mayor afluencia, para prestar atención sanitaria dentro del recinto ferial y realizar traslados al hospital cuando sea preciso. En esta tarea se cuenta, además, con el apoyo de Cruz Roja y Protección Civil.

El objetivo del PAUM, que se ubica en el , es resolver rápidamente la patología más leve que se produzca en las inmediaciones del Recinto Ferial albaceteño dando respuesta a las necesidades de los visitantes y feriantes que estos días celebran la Feria de Albacete, facilitando el acceso al y aligerando el peso en la puerta de urgencias del .

BALANCE DE 2018

Durante los diez días de Feria del pasado año, el PAUM atendió a un total de 762 pacientes, siete pacientes más que en la Feria el año 2017. El 60 por ciento de las atenciones fueron patología traumática, principalmente heridas, erosiones o quemaduras. También destacaron las torceduras, esguinces o luxaciones.

El 40 por ciento restante fueron patología médica, principalmente dolor en diferentes localizaciones. El 12 por ciento del total de las atenciones del PAUM fueron por intoxicación etílica.

La capacidad resolutiva del PAUM es muy alta, ya que el 88,3 por ciento de las personas atendidas recibieron el alta en el mismo puesto, mientras que el 7,9 por ciento fueron derivados al Servicio de de Albacete por la necesidad de realizarles pruebas diagnósticas complementarias radiológicas o analíticas, entre otras. El 3,8 por ciento restante se derivó a los Equipos de Atención Primaria.