La viceportavoz del Grupo Municipal Socialista, , detalló esta mañana el contenido de una moción del Grupo Municipal Socialista, que será debatida en el Pleno Municipal del , que se celebrará mañana, en la que el PSOE solicita que se inste al a que la Línea que une Albacete y Cuenca sea considerada como de Obligación de , lo que permitiría que se incorporara a este tramo el servicio , con la finalidad de abaratar el elevado coste al que deben hacer frente las personas que utilizan de forma recurrente esta línea.

Tal y como expuso Marisa Sánchez, en la propuesta socialista se pide que el representante del Ayuntamiento de Albacete en la Red de Ciudades AVE exponga en su próxima Asamblea y solicite el apoyo de la Red, para este fin, lo que permitiría abaratar hasta en un 65% el coste al que tienen que hacer frente las cerca de 400 personas que diariamente utilizan esta línea, que en 2017 registró un volumen anual de 95.000 pasajeros, y que en la actualidad deben realizar un desembolso aproximado de 380 euros mensuales, pues solo pueden aspirar a un ahorro máximo del 35% por trayecto, a través de la adquisición de bonos de 10 viajes.

“Las personas que deben utilizar de forma recurrente el AVE que une las ciudades de Albacete y Cuenca, principalmente por motivos laborales o estudios, tienen una ventaja, pueden cubrir esta distancia en apenas 34 o 36 minutos, en función de si el tren escogido es un AVE o un Alvia, y un inconveniente, el precio de este servicio, que por trayecto de ida y vuelta supera los 23 euros”, expuso la viceportavoz municipal socialista.

Esta situación podría aliviarse, prosiguió, “si se incluyera en esta línea de alta velocidad el servicio Avant de Renfe, que se presta con trenes de alta velocidad específicamente diseñados para viajes cortos. Este servicio ofrece la posibilidad de aprovechar las ventajas de la alta velocidad ferroviaria para atender la movilidad entre poblaciones cercanas en tiempos de viaje muy competitivos, y beneficiarse de las ventajas de la Tarjeta Plus, que ofrece Renfe, para viajeros que utilizan estos trenes con mucha frecuencia”.

En la actualidad, Renfe ofrece el servicio Avant en los trayectos Madrid – – Valladolid; – Sevilla; Madrid – Ciudad Real – Puertollano; Madrid – Toledo; – Lleida; Calatayud – Zaragoza; Ourense - - A Coruña; – Girona; Barcelona – Figueres Vilafant; y – Requena Utiel.

La declaración de Objeto de Servicio Público para esta línea, tal y como explicó Marisa Sánchez, permitiría que “el Gobierno subvencione los billetes a los viajeros recurrentes que compren bonos para este recorrido con un ahorro que puede llegar hasta el 65% respecto a la tarifa flexible actual. Es decir, si el trayecto entre Albacete y Cuenca en AVE en la actualidad, escogiendo la tarifa flexible es de 14,60 euros, si este servicio fuera considerado como OSP, se implantarían bonos con descuentos de hasta el 65%, de modo que este trayecto podría hacerse por un importe de poca más de 5 euros por viaje, lo que supondría unos 10 euros diarios de gasto para las personas que viven en Albacete y de forma diaria deben trasladarse a Cuenca y un ahorro de casi el 50% de la cuantía que cada mes destinan en la actualidad para este fin”.

La edil socialista concluyó expresando la necesidad de facilitar los medios y mecanismos establecidos por RENFE para la adquisición de sus bonos, pues “las personas que viajan en esta línea AVE para asegurar sus trayectos mensuales deben hacer frente a numerosos inconvenientes, como es el hecho de tener que hacer un gran desembolso para adquirir los bonos de trayectos que emplearán durante tres meses en una sola compra; verse obligados a adquirir estos bonos a través de la página web de Renfe en horas intempestivas, pues se suelen ofertar a altas horas de la madrugada y se agotan en el breve espacio de unas horas; o enfrentarse a repentinos y numerosos cambios en los horarios de los trayectos, que les dificultan programar sus desplazamientos con la suficiente antelación”.