El Grupo Popular del municipio de denuncia que el alcalde socialista, , ignora el procedimiento de selección del personal eligiendo él mismo a los trabajadores. Asimismo, se refieren concretamente al programa Dipualba Empleo, a través del cual la Diputación Provincial de Albacete tiende la mano a todos los ayuntamientos de la provincia financiando la contratación de un número determinado de trabajadores por períodos de tres meses o seis meses.

Según explican los ‘populares’, “el alcalde ha reservado 10 plazas para colocar a dedo a sus familiares, amigos y simpatizantes del , sin importarle los problemas económicos que puedan tener los vecinos del pueblo” criticando que “antepone las amistades a las necesidades de los vecinos”.

De este modo, desde el recalcan que “el alcalde ha fijado unos requisitos a medida de sus amigos”.

Con todo, el PP señala que en la localidad hay un gran número de personas desempleadas con grandes cargas familiares que cumplen los requisitos establecidos y exigen que Rubio “dé prioridad a los más necesitados y no se deje llevar por otras influencias de amistad o afinidad política”.

Respuesta de Antonio Rubio, Alcalde de Socovos

El propio Antonio Rubio ha asegurado a este Grupo de Comunicación que “para evitar polémicas y, sobre todo, para que realmente cada cual quede en su sitio, lo que voy a hacer mañana es dar instrucciones al funcionario para que mande el expediente a la Fiscalía y que ésta haga un informe sobre si, efectivamente, hay un familiar de este alcalde (de primer grado, de segundo, de tercero, de cuarto… de todos los grados que se puedan medir ahí), porque no hay ningún pariente en la lista”.

El primer edil de Socovos ha lamentado profundamente que “con lo mal que lo están pasando los ciudadanos, todavía haya personas en la política que se dediquen a crearles inseguridades a aquellos que han sido seleccionados en los Planes de Empleo”, momento que ha aprovechado para recordar que “antes la Junta de Comunidades nos daba la posibilidad de tener 80 o 90 contratos y, ahora, tenemos en torno a 12-15-20… Y, en una situación tan difícil para los vecinos, sólo faltaba que el alcalde ’metiese a sus amiguetes’: el pueblo ardería, evidentemente”.

Antonio Rubio ha manifestado que, por el contrario, “la gente está tranquila: va a ver al alcalde cuando tiene problemas de desempleo (a ver cuándo van a salir esos diez o doce contratos) y tratamos de resolverlo”. Añade, además, que el próximo lunes por la mañana llamará a todos los trabajadores “para preguntarles quién es el pariente mío, para que yo lo sepa, porque yo no reconozco a ninguno”.

Rubio enmarca estas acusaciones vertidas desde el Grupo Popular municipal “en que no tienen nada que decir de la política que estamos haciendo en el Gobierno y, por tanto, se dedican a difamar según el dicho de ’difama, que algo queda’… y eso es lo que sigue el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Socovos: decir mentiras sin ningún tipo de fundamento”, ha concluido.