En las jornadas jurídicas del , que se celebran en Albacete, Sordo, en declaraciones a los medios, ha planteado que una vez que el nuevo Gobierno tome posesión “hay que entrar directamente a cuestionar algunos de los fundamentos de la reforma laboral del 2012”, que están condicionando de forma muy importante la distribución de los salarios en España.

Sordo ha lamentado que no permita que el crecimiento económico se redistribuya a través de los salarios y, por ello, “es el momento de modificar aspectos centrales y sustanciales y alguno también” de la reforma anterior.

El secretario general de CCOO ha lanzado un “mensaje” al nuevo Gobierno. Le ha reclamado que “tiene que definir con cierta rapidez cuáles son sus prioridades en materia laboral”, qué voluntad política tiene para abordar los problemas que ha originado la reforma laboral de empobrecimiento de la clase trabajadora, el repunte de la precariedad en la contratación y de que el despido siga siendo en España la fórmula recurrente para que las empresas hagan sus ajustes.

Se ha referido también a la nueva ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, de la que ha dicho que este miércoles se ha “mensajeado con ella”, y que, una vez asuma el cargo, el sindicato se pondrá en contacto con ella “para ir viendo próximas reuniones”.

“Dicen que es mujer con talante bastante potente, dispuesta a hablar las cosas, bastante razonable”, pero más allá de su talante, ha indicado Sordo, la “cuestión de fondo es saber cómo va a abordar las políticas de empleo”.

Sobre ello, el secretario general de CCOO ha manifestado que quieren saber “si siguen manteniendo” su postura en torno a las políticas de empleo.

EXPECTATIVAS

En relación a las expectativas hacia el nuevo Gobierno, Sordo ha indicado que el cambio genera “esperanza” pero ha admitido que no son “ingenuos” y que la situación política es “terriblemente compleja” y el Ejecutivo tiene unos “estrechos márgenes económicos del Gobierno”.

Por esta cuestión, ha instado al nuevo Gobierno a, “si quiere durar hasta el final de la legislatura, debe abrir esos márgenes a medio plazo, que pasan por una política fiscal distinta y abrir el techo de gasto, para que no haya una política económica de continuidad”.

Mientras tanto, en el corto plazo se puede actuar con “voluntad política”, impulsando “las reformas fiscal, laboral y la de pensiones”, que tienen mucho que ver con el empobrecimiento de una parte de la sociedad.

También ha mencionado otras decisiones que el Ejecutivo puede abordar fuera de estas “grandes líneas”, como la reforma de RTVE, pues el país necesita “unos medios de comunicación públicos que atiendan la pluralidad del país”, o la ‘Ley Mordaza’. “Son cuestiones que no tienen coste económico pero sí requieren voluntad política”.

También se ha dirigido directamente a Ceoe y Cepyme y les ha instado a que den “una oportunidad a la negociación”. Al tiempo, ha afirmado que CCOO no va a abordar el cambio político desde una posición de “ventajismo político, como hizo la Patronal en 2012”.

Por ello, ha reclamado a la Patronal que retome esa oportunidad a la negociación y se encamine a “desbloquear el acuerdo salarial que necesita el país”. Sordo, que ha recordado que los sindicatos han convocado movilizaciones para el 16 de junio, ha señalado que están “dispuestos a profundizar en estos días en la negociación”.