, concejal en el Ayuntamiento de Albacete y presidente de Contigo Somos Democracia en Castilla-La Mancha, asistió ayer a las fiestas de San Antón en Aguas Nuevas. El edil acompañó a los vecinos y a las vecinas en la hoguera que se encendió en honor al santo. “Aguas Nuevas se congrega al calor de la lumbre, como marca la tradición, para hacer una llamada a la purificación, renovación y protección”, afirmó.

Soriano también destacó la importancia de que otros municipios de la provincia mantengan estas tradiciones ancestrales. “Aguas Nuevas salvaguarda la identidad de Albacete. La protege celebrando tradiciones tan arraigadas como la hoguera en honor a San Antonio Abad, patrón de los animales. Su intención es que nuestra historia no quede en el olvido”, aseguró. El concejal también se comió la tradicional patata asada en Aguas Nuevas, un evento que estuvo amenizado por la Banda de Música Municipal.