“El Juli”

La tarde de “El Juli” ha sido apoteósica ante un toro nada fácil de Daniel Ruiz. En el primero de su lote no ha tenido tanta suerte al salirle un toro con pocas opciones de triunfo. Lo ha recibido muy bien con el capote, echándole la cadera en una extraordinaria media. Tras un puyazo y un quite por chicuelinas y revolera de remate, cambia el tercio. Los muletazos de tanteo desde el tercio se los ha hecho muy toreros. Le ha dado tandas por el pitón derecho profundas y con sentimiento. Por el izquierdo el toro ha protestado y no le ha podido sacar un muletazo largo. El toro ha demostrado nobleza pero finalizando la faena ha protestado y no ha podido lucirse. Tras una estocada trasera el toro ha sido pitado en el arrastre. para el torero madrileño.

El cuarto de la tarde ha sido el toro de la gran faena de “El Juli”. Toreo profundo, arrastrando la mano y con naturales infinitos. No ha sido un toro fácil pero Julián lo ha entendido a la perfección y ha logrado una faena de las que vamos a recordar mucho tiempo. Tras un buen recibimiento con el capote y puyazo corto ha cambiado el tercio. El toro se lo ha brindado al respetable albaceteño y, tras unos muletazos de tanteo desde el tercio, se ha dispuesto a torear en redondo de una manera soberbia. Por el derecho le ha dado varias tandas con una gran técnica y el público ha reaccionado aplaudiendo con ganas, Pero cuando realmente lo ha metido en la “canasta” ha sido con la mano izquierda. Naturales con la mano en el suelo y tirando del toro con pases largos interminables de gran plasticidad. Un gran estoconazo le ha valido las dos orejas de ley de su enemigo.

Sebastián Castella

El francés no ha tenido suerte a su paso por la Feria de Albacete. El segundo en saltar al albero manchego ha sido un toro “chico” de hechuras y sin trapío. Sin llegar a meterle las cuerdas el picador de la cuadrilla de Castella ha cambiado el tercio. Sebastián se ha dirigido a los medios ha brindárselo al publico de Albacete pero le han empezado a pitar y Sebastián se ha arrentido y no lo ha brindado. En la faena de muleta el toro de Daniel ha empezado a embestir con empuje y transmisión y, tras unas tandas buenas por el pitón derecho y otras por el contrario, el público ha reaccionado y le ha ovacionado. Unos circulares de remate y estocada entera, tras un aviso, le han valido a Castella para pesear una oreja.

El quinto de la tarde lo ha toreado bajo una gran tromba de agua. El toro no ha tenido opciones ningunas pero Sebastián ha estado dispuesto y entregado al público de Albacete. La lidia ha sido muy desordenada debido a la lluvia que en esos momentos estaba cayendo en el ruedo albaceteño. Castella lo ha intentado en la faena de muleta por ambos pitones pero el toro ha sido muy protestón y no se ha tragado ni un muletazo limpio del engaño del francés. Tras el arrastre del quinto, lo han premiado con una ovación muy merecida por jugársela de esa manera ante un toro nada válido.

Miguel Ángel Perera

El lote de Perera ha tenido algo más de transmisión que los hermanos de camada. En el primero de su lote ha cambiado el tercio tras un buen puyazo del picador de su cuadrilla. En el tercio de banderillas ha destacado Joselito Gutiérrez, obligándole el público a saludar montera en mano. En los pases primeros de tanteo el toro de Daniel ha perdido las manos. La primera tanda por la derecha se la ha dado enganchándolo de lejos y volcándolo muy bien a la salida de la muleta. El público ha estado muy bien con el extremeño, premiándolo en cada tanda con aplausos muy merecidos. El toro ha tenido mucha codicia por el derecho pero por el pitón izquierdo no le ha dejado distancia en los primeros pases, pero después de cogerle el sitio ha empeza ha darle muletazos de gran belleza. Ha entrado a matar de una manera poco ortodoxa, propinándole al toro un “mete-saca” que el Presidente ha optado por no premiarlo con trofeo aun con la insistencia del respetable. Ovación y bronca para el Presidente por no conceder la oreja a Miguel Ángel Perera tras una petición unánime del público.

El toro que cerró la Feria septembrina ha tenido mucha transmisión y fijeza. En la lidia de este toro ha estado lloviendo en el ruedo albaceteño de una manera torrencial y Perera ha estado como un “Tío” con él. Ha sido una faena extraordinaria, mandando en el toreo y transmitiendo en los tendidos gran emoción. Por el pitón derecho le ha dado muletazos en redondo con mucha técnica y oficio. Por el pitón izquierdo le ha recitado unos naturales de sensación. El público ha estado con él en todo momento y ha sabido reconocer el peligro que tiene torear bajo las circunstancia de esta tarde en el ruedo de Albacete. De no haber sido por el pinchazo y la media estocada lo hubiesen premiado con las dos orejas. De esta manera se ha quedado en una oreja de ley para Miguel Ángel Perera.