Mahora seguirá durante los próximos seis meses las obras de reconstrucción de la ermita del convento Franciscano de Nuestra Señora de Gracia, gracias al tercer taller de empleo que ha arrancado recientemente sus tareas con ocho alumnos, a los que el alcalde del municipio, , ha dado la bienvenida en el salón de Plenos del Ayuntamiento.

De esta forma, tal y como destaca el primer edil, Antonio Martínez, “el municipio sigue comprometido con la recuperación de su patrimonio histórico, pues este proyecto va encaminado a la consolidación de uno de los monumentos con más solera de Mahora; es una importante muestra –añade- de nuestro patrimonio, que se encuentra en grave estado de deterioro”.

Cabe destacar que del conjunto del edificio, prácticamente quedan los restos de la ermita, construida en la primera mitad del siglo XVI con la colaboración del pueblo. Se trata de una iglesia de planta basilical, a la que posteriormente, con los franciscanos instalados junto a ella, se fueron añadiendo varias capillas laterales.

“Los restos del convento son el testigo y el nexo de unión con esa página destacada de la historia del pueblo que ha supuesto la presencia de una comunidad de franciscanos durante algo más de dos siglos”, concluye Antonio Martínez.