Una inversión que se enmarca dentro del Plan de Renovación Eficiente del Parque Móvil de Castilla la Mancha y que están financiados por los (FEDER).

Unos coches que se repartirán por toda Castilla la Mancha y gracias a los que los profesionales y que permitirán prestar servicio en las zonas más rurales, como por ejemplo en la , la Sierra del Segura, la Manchuela y Bonete.

“Son un instrumento de trabajo imprescindible. La mayoría de profesionales van a un municipio distinto cada día a atender las necesidades de vecinos de pueblos muy pequeños y además en contra de cualquier inclemencia del tiempo, este instrumento de trabajo va a ir en beneficio de la atención a las personas de este servicio público que hacemos desde el la Mancha”, afirmaba .

Estos 12 vehículos se suman a otros 12 que se entregaron en diciembre de 2018 aunque según explicaba la consejera de Bienestar Social, el seguirá entregando vehículos a los profesionales de la administración “para seguir apostando por las energías renovables en la región”.