Trabajadores ferroviarios se han concentrado esta mañana en la puerta de la Estación del ferrocarril de Albacete “contra los recortes del Real Decreto Ley 20/2012 y la privatización del ferrocarril” y “en defensa de sus puestos de trabajo y de un ferrocarril público de calidad”.

Los empleados del ferrocarril continuarán con estas concentraciones a las 10.30 horas frente a la Estación del ferrocarril todos los viernes del mes de noviembre, según ha informado CCOO en nota de prensa.

En este sentido, el secretario general del Sector Ferroviario de CCOO de Albacete, , ha indicado que seguirán movilizándose para “demostrar” al Gobierno que están “en pie de guerra contra los recortes en el sector, en contra de la privatización del ferrocarril y en defensa de nuestros empleos, nuestros derechos y nuestros salarios”.

En Albacete, según Aparicio, Adif cuenta con 200 trabajadores y con 70 a los que quieren suprimir la paga extra de Navidad en aplicación del Real Decreto 20/2012 y ha advertido que la privatización del ferrocarril afectará a otros trabajadores y trabajadoras de contratas.

HUELGA EN DICIEMBRE

A estas movilizaciones, se sumarán dos jornadas de huelga convocadas por los sindicatos ferroviarios en el país los días 13 y 14 de diciembre, que vendrán precedidas por dos jornadas de paros parciales, de dos horas por turno, los días 10 y 11 del mismo mes.

Con estas convocatorias, las organizaciones recuerdan al Gobierno que se “mantienen alerta” ante los posibles “ataques” que pueden derivar del proceso de restructuración y apertura a la competencia abierto en el ferrocarril, que ya provocaron dos huelgas, los pasados 3 de agosto y 17 de septiembre.

UGT

Por su parte, UGT también ha apoyado estas movilizaciones convocadas por UGT TCM, y por los Comités Generales de , RENFE y , en defensa del “mantenimiento del ferrocarril público y por un modelo de diálogo alejando de imposiciones unilaterales del ”.

En esta línea, ha pedido que se “garantice el modelo público ferroviario que es vertebrador territorial” y ha señalado que su reestructuración “no sea un instrumento de destrucción de empleo ni de precarización de las condiciones socio-laborales de los ferroviarios”.

El sindicato ha pedido que la integración de FEVE en RENFE y ADIF sea de “manera ordenada, con la diligencia y los plazos” que la evolución de los trabajos permitan y “evitando encorsetamientos de plazos innecesarios”.

Por este motivo, ha apuntado que “continuarán las concentraciones convocadas” y han recordando al Gobierno central que continuarán “alerta ante sus previsibles ataques”, que si finalmente se materializan “obligarán a los trabajadores y a UGT a responder de manera inmediata con las medidas de presión que consideremos oportunas”.