Este incendio afectó a una superficie total de 3.217 hectáreas pertenecientes a los términos municipales de Yeste, Molinicos y Riópar. El perímetro del incendio afectó a 873 hectáreas de espacios naturales protegidos (Los Calares del Río Mundo y de la Sima, y Peñas Coloradas), y 305 hectáreas de Montes de Utilidad Pública, así como al LIC y ZEPA Sierras de Alcaraz y Cañones del Segura y del Mundo, según ha informado el Ministerio en nota de prensa.

Los trabajos de restauración, en los que se han invertido 500.000 euros, han tenido como objetivo controlar la erosión y pérdida de suelo motivado por la desaparición de la cubierta vegetal en combinación con lluvias torrenciales.

También han tenido como finalidad evitar el aterramiento y pérdida de funcionalidad del embalse de la Fuensanta causado por los sedimentos provenientes de la erosión, así como reducir daños de plagas en masas forestales colindantes no afectadas por el fuego.

Para ello se han llevado a cabo hidrotecnias para control de aguas torrenciales, con objeto de retener sedimentos, consolidar márgenes y taludes, defender el suelo, regular el caudal en torrenteras, y favorecer la regeneración de la vegetación.

Igualmente se han acometido tratamientos selvícolas y actuaciones para el control de plagas.

Estos trabajos, junto con otros similares de restauración de grandes incendios forestales que viene realizando el Ministerio, se enmarcan en el conjunto de actuaciones de colaboración y apoyo a las Comunidades Autónomas en materia de restauración hidrológico-forestal y lucha contra la erosión y la desertificación, que han supuesto una inversión total de 7.240.444 euros en el año 2017.