Alberto González ha recordado que el número 60 de Zahora ya recogió un primer volumen sobre estas tradicionales fiestas en la provincia de Albacete, en el que se estudiaba y analizaba los distintos aspectos de la fiesta.

En este II volumen -indicó- se recogen los mayos de un total de 73 municipios y trece pedanías de Albacete, en el que se investiga sobre sus orígenes, tipos de mayos, los lugares, cómo y quiénes los tocan, además de un análisis del panorama actual en nuestra provincia sobre estos cantos, quedando para un futuro III volumen, con el fin de abarcar todos los pueblos.

El diputado provincial de Cultura agradeció el trabajo minucioso realizado por Rosa María Montero por recuperar estas fiestas y que este esfuerzo por plasmar esta tradición oral de nuestros pueblos, anime a otros pueblos a recuperar nuestras tradiciones más profundas para que nunca puedan quedar en el olvido.

La autora del trabajo agradeció a la Diputacion y al personal del servicio de Cultura el apoyo prestado para la publicación de este trabajo y lamentó haber podido constatar a lo largo de esta investigación que en al menos trece pueblos de la provincia se ha perdido esta tradición.

Así mismo elogió la contribución esencial de Ana María Alfaro, quien ha recopilado todas las partituras de los mayos, ya que este trabajo sin la música no tendría valor y definió a los mayos como un canto a la vida, al amor y a las ganas de vivir.

“Solo por haber podido ver las expresiones de alegría en nuestros mayores cuando rememoraban los mayos, mientras me recitaban las letras y la música, este trabajo ha valido la pena” comentó la autora.

Del mismo modo subrayó su satisfacción porque a partir de este trabajo algunos municipios han tomado conciencia sobre la importancia de esta tradición y la han recuperado de nuevo para sus fiestas.