Dentro de la campaña regional ‘Contra la Trata’ que ha promovido el , la proyección el documental ‘Chicas Nuevas 24 horas’, obra de Mabel Lozano, “forma parte de una estrategia de sensibilización y de concienciación en contra de todas las formas de violencia hacia las mujeres y, sin lugar a dudas, en contra de la ‘trata’ y la prostitución (porque la línea entre ambas es muy fina), entendiendo que la ‘trata’ es probablemente la forma de esclavitud más antigua del mundo y que se nos tendría que caer la cara de vergüenza porque aún exista (ya que, detrás de eso, hay un sistema de abuso, de explotación y de engaño que no se debería permitir)”, ha explicado la directora del la Mujer de Castilla-la Mancha, .

Para ello, ha subrayado como fundamental “sensibilizar desde jóvenes: a las chicas, para hacerles ver que tienen fuerza y que no están solas; a los chicos, porque son los mayores consumidores de prostitución (hay estudios que indican que el 40% de los hombres de entre 16 y 35 años, hay sido alguna vez consumidores de estos servicios, que muchas veces esconden situaciones de ‘trata’)”, algo que “nos debe llevar a reflexionar -tal y como ha señalado Araceli- sobre cuál es el modelo de convivencia estamos construyendo y qué tipo de relaciones afectivo-sexuales estamos desarrollando”.

Mabel Lozano: “Detrás de la prostitución, en muchos casos, hay ‘trata’, hay explotación sexual, hay abuso y hay violencia”

La directora de ‘Chicas Nuevas 24 horas’ es una paisana. Mabel Lozano, toledana de Villaluenga de la Sagra, ha ‘destapado’ esta “esclavitud del siglo XXI” poniéndoles rostro y nombre e intentando así darles la vida que les ha sido truncada como víctimas de la ‘trata’.

“La trata con fines de explotación de sexual es, sin duda (además de ser una violencia de género), una violación de todos los Derechos Humanos, y hay que trabajar aquí precisamente: con los chicos, con los chavales”, ha explicado Mabel; “los movimientos transformadores se hacen visualizando (hoy, a través de nuestro documental ‘Chicas Nuevas 24 horas’, nominado al Goya como mejor largometraje documental) y también sensibilizando”.

En este sentido, ha incidido en que “tenemos que educar a nuestros jóvenes (chicos y chicas) en que tienen que ser ciudadanos de primera y no mirar para otro lado; cuando hablamos de ‘trata’, hablamos de esclavitud, una esclavitud que está frente a todas y todos: en nuestras calles, plazas y clubes hay mujeres y hay niñas que son explotadas, víctimas del silencio, del miedo, de que miramos para otro lado; detrás de la prostitución, en muchos casos, hay trata, hay explotación sexual, hay abuso y hay violencia”.

Mabel Lozano: “Me preocupa mucho ‘la pornografía del sufrimiento’ que hacen los medios”

‘Chicas Nuevas 24 horas’ nos acerca la historia de cuatro víctimas reales de ‘trata’, dos de ellas menores de edad (una de 17 años y otra de tan sólo 15); chicas como cualquiera de las que hay entre nosotros, pero a las que sus circunstancias han hecho especialmente vulnerables. Hoy se ha proyectado en Albacete, pero antes otros jóvenes han visionado (con éxito) este retrato de uno de los lados más macabros de nuestra sociedad.

“En , hace pocos días, la participación de los chicos en la proyección del documental fue increíble -ha comentado Mabel-, han escrito para la web, han reflexionado… Creo que es ahora cuando hay que trabajar para romper todos los tópicos y para que, efectivamente, seamos ciudadanos de primera y no miremos para otro lado ante la esclavitud del siglo XXI”

Cuando apenas digerimos noticias que señalan que cerca de 10.000 niños refugiados parecen haber ‘desaparecido’ (como por arte de mala magia) de la faz de la tierra, Mabel hace una llama de atención a la situación (y al papel que en ello juegan los medios de comunicación).

“En el caso de los refugiados, mucho parte como ‘tráfico’ de personas y deriva en ‘trata’ con los más vulnerables (las mujeres y los niños) como grandes víctimas; me preocupa mucho ‘la pornografía del sufrimiento’ que hacen los medios: ¿necesitamos ver ‘en portada’ niños destrozados o muertos para que nos movamos?¿estamos tan deshumanizados que necesitamos esa ‘pornografía del sufrimiento’? hay que ser más respetuosos para que no nos acostumbremos a ese tipo de cosas hasta el punto de verlas como ‘normales’, y lo que está claro es que vosotros (los medios de comunicación) tenéis muchísimo poder”, ha señalado.

Aunque no debería ser noticia, lo es: por primera vez, hay cuatro directoras, MUJERES, nominadas a los Goya este año, en distintas categorías. Mabel es una de ellas. Su mérito es real (y lo acreditan los ya múltiples reconocimientos que ha obtenido su documental) pero, ojalá, este próximo 6 de febrero un más que merecido Premio Goya acabe por dar dimensión total a estas ‘historias-denuncia’ que, ella, se ha atrevido a mostrar.