Según relata el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron en la pedanía hellinera de Isso (Albacete), sobre las 16.00 horas del 27 de abril del 2015.

El acusado acudió a la vivienda donde residía la víctima y, tras llamar al timbre, le pidió que le dejara pasar al patio para comprobar si se había metido dentro un pájaro, alegando ser el hijo de una conocida de la mujer, por lo que ésta le dio permiso y el acusado pudo realizar una inspección ocular de la vivienda.

Sobre las 18.00 horas de ese mismo día, el acusado, de común acuerdo con otra persona no identificada que permaneció oculta, acudió a la vivienda, siendo atendido en esta ocasión por el marido de la mujer que previamente le había recibido, y éste le permitió entrar nuevamente en el interior de la vivienda.

Entonces, aprovechando un descuido del morador de la vivienda, la otra persona que acompañaba al acusado se introdujo en la vivienda por la puerta que había quedado abierta, procediendo a forzar el cajón de una cómoda, en cuyo interior se encontraba una caja de seguridad, que también forzó.

De esta manera, se llevaron un botín de 950 euros en metálico y varias joyas antiguas tasadas pericialmente en la cantidad de 441,48 euros.