El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, relata que los hechos tuvieron lugar sobre las 16.50 horas del 2 de mayo de 2017 en esta localidad albaceteña.

Los tres acusados se dirigieron al domicilio de la víctima y le pidieron que le abriera la puerta, alegando que iban a hacer una encuesta. Cuando la víctima abrió, los acusados entraron en la vivienda, se abalanzaron sobre la mujer y la inmovilizaron en el suelo.

Mientras dos de los acusados empezaron a buscar por la casa objetos de valor que pudieran llevarse, el tercero sujetaba a la víctima y la presionaba del cuello, para que no se moviera, al tiempo que le amenazaba con matarla si no le decía dónde tenía el dinero y la insultaba. También le realizó tocamientos en sus partes íntimas por encima de la ropa.

Los acusados se apoderaron de todo lo que encontraron y dejaron a la víctima maniatada y con un calcetín en la boca, para que no pudiera gritar, y se marcharon de la casa, aunque la víctima pudo soltarse al cabo de unos minutos y pedir auxilio.

Los procesados se apoderaron de 80 euros en metálico, una hucha con otros 50 euros aproximadamente, dos teléfonos móviles una play station y joyas.

Como consecuencia de los hechos, la víctima sufrió lesiones consistentes en hematomas, rozaduras y cervicalgia postraumática, así como ansiedad, de las que tardó en curar ocho días.