La investigación se inició gracias a la colaboración de Estados Unidos de América, ya que fue en este país donde las autoridades detectaron durante un ‘ciberpatrullaje’; la existencia de un perfil en una conocida red social, gestionado desde España, desde el que se estaban difundiendo imágenes de menores de edad manteniendo relaciones sexuales, ha informado en nota de prensa la .

Tras poner los hechos en conocimiento de las autoridades españolas, los agentes especializados en la investigación de delitos tecnológicos de la Policía Nacional prosiguieron con las pesquisas para determinar la identidad del autor de estos hechos.

El resultado de esta operación culminó con el registro de dos domicilios en la provincia de Albacete y el arresto de los tres presuntos autores del delito: por un lado los responsables de los domicilios desde los que se difundían y trataban los archivos con las imágenes ilícitas, y por el otro el responsable del perfil en la red social que difundía los vídeos, quien reconoció la tenencia y visionado de archivos de carácter pedófilo.