El pasado mes de diciembre de 2016 tuvo conocimiento, a través de varias denuncias, de diversos robos cometidos en viviendas, garajes y trasteros, tanto del núcleo urbano como de la periferia almanseña.

Según ha informado en nota de prensa la Delegación del Gobierno, una vez analizadas las denuncias y con los datos obtenidos en las inspecciones oculares realizadas, la Guardia Civil inició las investigaciones que condujeron a la identificación de los autores de estos robos y a establecer un dispositivo que culminó con su detención y la recuperación de la mayoría de los efectos sustraídos. También fue detenida la persona encargada de vender los objetos robados.

Dos de estos detenidos eran los encargados de sustraer los efectos del interior de las viviendas, trasteros y garajes comunitarios, mientras que el tercero era el encargado de receptarlos y venderlos a terceras personas o en el mercadillo de la localidad alicantina de Salinas.

Hasta la fecha se han esclarecido un total de cuatro delitos de robo con fuerza en las cosas, otro de robo en el interior de vehículo, hurto de uso vehículo a motor, receptación y usurpación de vivienda.

En este último hecho delictivo uno de los detenidos mayores de edad había permanecido varios días en el interior de una vivienda a la que accedió tras cambiar previamente la cerradura de la puerta. El dueño del inmueble tras tener conocimiento de los hechos se trasladó hasta su propiedad sorprendiendo al ahora detenido en su interior.

Los efectos recuperados, entre los que figuran una guitarra, una bicicleta de montaña, una cubertería, una televisión de plasma, varios radiocasetes y diverso material fotográfico, electrónico e informático, fueron entregados por la Guardia Civil a sus legítimos propietarios.

Las diligencias instruidas, junto con los detenidos mayores de edad, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Almansa, en funciones de guardia, remitiéndose copia de las actuaciones a la Fiscalía de Menores de Albacete.