Los visitantes que, por una u otra razón, han decido compartir con nosotros la experiencia vital de la que el fenómeno turístico es principal embajador, se encuentran con un destino turístico EMERGENTE, lo que añade el placer de descubrir parajes, rincones y experiencias, es SEGURO y SANO, ya que cuenta con excelentes servicios en el campo de la sanidad y la seguridad públicas; y es un destino DINÁMICO, ACTIVO y ACOGEDOR donde la hospitalidad es parte de la propia forma de ser manchega. Desde el punto de vista estrictamente turístico, Albacete ofrece un destino turístico AMPLIO, SÓLIDO Y DIVERSO, que permite el acceso a cualquiera de los recursos desde cualquier punto de la provincia en que haya decidido disfrutar de unos servicios de acogida profesionales, que abarcan todas las modalidades tanto de alojamiento como de restauración.

Pero, si hemos de hacer un esfuerzo que sintetice en un “flash”, Albacete como destino turístico, hemos de decir, que es en sí un puro contraste, que magnifica la variedad de posibilidades a disposición del visitante:

Contraste geográfico, entre la homogeneidad de la llanura de la Mancha, donde cielo y tierra se confunden en la lejanía regalando la serenidad de un paisaje abierto y las más hermosas puestas de sol que pueden contemplarse; y las escarpadas y agrestes alturas de las sierras del Segura y de Alcaraz, donde Albacete alcanza las mayores alturas y los mejores paisajes.

Contraste sociológico, entre Albacete, “el gran centro cultural y comercial del llano”, la ciudad más poblada ciudad de Castilla – La Mancha, activa y moderna, tecnológicamente avanzada y con una excelente oferta de ocio, comercio, cultura y negocios; y el resto de una provincia inmersa en una naturaleza desbordante, paisajes relajados y núcleos rurales acogedores.

Contraste gastronómico, entre el Albacete avanzado con nuevas experiencias culinarias y el reposo tradicional de los fogones manchegos repartidos por toda la geografía provincial que añade el encanto de descubrir sabores “de toda la vida”.

La ciudad

Albacete se encuentra al sureste de la Meseta Central, concretamente en la comarca histórica de la Mancha de Montearagón, aunque actualmente se la sitúa dentro de la comarca de Los Llanos de Albacete, de la que es su único municipio. Es la capital de la provincia de Albacete, perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla – La Mancha.

El municipio de Albacete, con sus 1.125’91 km2 es el más extenso de la provincia y el séptimo más extenso de España. Según datos del INE la ciudad de Albacete cuenta con 164.771 habitantes, siendo la de mayor población en toda la comunidad autónoma de Castilla – La Mancha

Los accesos

Se sitúa en el extremo sur oriental de Castilla – La Mancha, donde ocupa una posición privilegiada en el corredor Madrid – Levante, que posibilita una accesibilidad rápida y cómoda, a través de la autovía A-31, que enlaza con Madrid, Valencia y Alicante; la A-30 con Murcia y Almería; la N-322, cercana a convertirse en la autovía de Linares, que nos acercará a Andalucía; la proyectada autovía de Cuenca, así como el enlace con Ciudad Real a través de la A-43 y Toledo por la autovía de los Viñedos. En el interior, una cuidada red de carreteras complementa a las citadas autovías, fruto de un ambicioso Plan de Estratégico de Infraestructuras del Transporte (PEIT), sitúa a Albacete entre las provincias con mejores vías de comunicación del país. El AVE Madrid – Valencia – Alicante – Murcia y Almería, así como, el aeropuerto de los Llanos permite a Albacete ser una de las provincias mejor comunicadas, lo que permite situar a la costa de levante a poco más de una hora de cómodo desplazamiento en coche, autobús o tren.

Productos gastronómicos de Albacete

Llenará de placer a cualquier exquisito gourmet la rica y elaborada que podemos degustar en Albacete. Basada en la calidad de los productos de la tierra, el cordero, la harina, la caza, el azafrán, la miel, el vino, o el aceite se elaboran variados guisos hechos con gran imaginación. En estos tiempos donde la degustación de manjares merece un cierto detenimiento, contamos en Albacete con numerosos restaurantes donde disfrutar de unos gazpachos manchegos, un ajo mataero o unas chuletas de cordero asadas a la brasa, sin olvidar las migas ruleras, la olla de aldea o el atascaburras que, a pesar de su nombre, es uno de los platos mas ricos para los fríos días de invierno. El cordero manchego, con su denominación de origen, es un producto típico de la provincia, y como no, el queso manchego, el más afamado de todos los quesos del mundo, en sus variedades: tierno, semicurado, curado, en aceite o al romero. Mención especial se merecen los productos y platos elaborados con el cerdo como el ajo mataero o ajo pringue, hecho con el hígado del cerdo y aderezado con numerosas especias, que le dan un sabor peculiar, y los embutidos, chorizos, morcillas, lomos de orza o salchichón que pueden acompañar cualquier plato. Con los productos de la caza, aparecen platos como las judías con perdiz, la perdiz escabechada, la liebre o el conejo. Y quizá el plato más representativo es el gazpacho manchego a base “de pelo y pluma” de caza y la torta de gazpacho.

Tampoco hay que olvidar la repostería con la miel, nueces, harina, almendras, aguardientes, huevos y la manteca de cerdo como ingredientes principales que conforman las elaboradas recetas de nuestros abuelos y que hoy nos ofrecen delicias como las gachas dulces, nueces con miel, miel sobre hojuelas, panecillos dulces, picatostes, torrijas, nuégados, mantecados, mantecosas, tortas escaldadas, flores o suspiros.

Todo ello regado con unos buenos vinos de la tierra, de denominaciones de origen como Almansa, Jumilla, La Mancha o Manchuela y licores como el aguardiente elaborado de forma artesanal.

El Azafrán

El azafrán es un producto con múltiples usos y aprovechamientos. En gastronomía se emplea en la preparación de numerosos platos de cocina. Su cultivo es antiguo, y se remonta al siglo XI. A nivel nacional Castilla-La Mancha es la región líder, y la provincia de Albacete la principal productora de esta comunidad. El resultado es una producción de una calidad excepcional, mundialmente reconocida, y protegida bajo la denominación de origen de Azafrán de La Mancha, considerado como el mejor del mundo.

El Queso

El Queso Manchego tiene un origen antiguo, y el tiempo no ha modificado, en lo esencial, ni el sistema de elaboración ni la calidad del producto. Sólo se denomina Queso Manchego al elaborado en la comarca natural de La Mancha, con leche de ovejas de raza Manchega, y con un periodo de maduración mínimo de sesenta días. En el mercado podemos encontrar quesos elaborados de forma artesanal (con leche cruda), y quesos en los que la leche se pasteriza antes de su fabricación. En Albacete tiene una especial importancia, ya que la producción de esta provincia supone aproximadamente la mitad de la denominación de origen regional. Desde el punto de vista nutritivo es un producto muy completo, ya que consumiendo doscientos gramos se pueden cubrir las necesidades mínimas diarias de aminoácidos.

El Aceite

El aceite de oliva ha servido durante siglos como alimento, combustible para alumbrado, y líquido “revitalizador” del organismo humano. La provincia cuenta con una superficie importante dedicada a este cultivo, lo que hace casi obligado un recorrido para conocer la riqueza y diversidad con que cuentan estas tierras. Un itinerario oleícola de gran interés para el turista es el que parte de La Mancha albaceteña (Villarrobledo, Munera, La Roda, Fuensanta, Villalgordo del Júcar y Tarazona de La Mancha), donde se cultiva la variedad cornicabra. En La Manchuela (Alatoz, Carcelén, La Recueja, Cenizate, Villamalea) esta variedad se mezcla con Manzanilla y Piñonera, dando a los aceites un sabor especial y característico de la zona. La comarca de Almansa (Caudete sobre todo) cuenta con variedades típicas del levante: alfafara y changlot. En los campos de Hellín predominan la manzanilla y gordal que, mezcladas con otras, dan aceites de excelente calidad. En la Sierra de Segura (Molinicos, Letur, Férez, Socovos y Yeste) y Sierra de Alcaraz (Alcaraz, Povedilla, Villapalacios, Bienservida y Villaverde de Guadalimar) el cultivo del olivo tiene también una gran tradición.

El Vino

En la provincia existen viñedos pertenecientes a cuatro denominaciones de origen: Almansa, Jumilla, La Mancha y Manchuela. Recorrerlas y degustar estos vinos es un reto obligado para el turista que tenga el vino entre sus preferencias.

La Denominación de Origen Mancha se asienta sobre la comarca natural más grande de España, englobando parte de las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo, y constituye la mayor agrupación vitícola del mundo. Las variedades tradicionales más cultivadas son la Airén (blanco) y sobre todo Cencibel (tinto) que da vinos jóvenes de grato paladar y suaves, aunque en los últimos años se está incrementado la superficie de Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlott.

La Denominación de Origen Manchuela se asiente al sureste de la provincia de Cuenca y al noreste de la de Albacete, entre los ríos Júcar y Cabriel. Aquí predominan variedad tintas (Bobal, Cabernet Sauvignon, Sensible, Garnacha, Merlot, Monastrell, Moravia dulce y Syrah) aunque también están presentes las variedades que dan vinos blancos (Albillo, Chardonnay, Macabeo y Saubignon Blanc).

La Denominación de Origen Jumilla se extiende por los municipios de Ontur, Tobarra, Albatana, Hellín, Montealegre y Fuenteálamo, además de Jumilla en la provincia de Murcia. La principal variedad de la zona es la tinta Monastrell. Se elaboran tinto jóvenes, muy bien constituidos, de intensa y bella coloración, aromas de gran personalidad y notable riqueza alcohólica.

La Denominación de Origen Almansa se localiza al este de la provincia. Entre las variedades blancas destacan la Merseguera, aunque las tres cuartas partes del viñedo se dedican al cultivo de las variedades tintas Monastrell y Garnacha tintorera, con las que se elaboran vinos recios, secos, suaves, de color rojo rubí, con aroma e intensidad de color muy alto y de amplio extracto.

El Cordero

La carne del cordero manchego presenta características propias únicas: el color rosa pálido, gran terneza y jugosidad, con inicio de infiltración de grasa a nivel intramuscular, aportando un buqué característico muy agradable. Estas propiedades lo convierten en un ingrediente básico en la cocina manchega. A buen seguro que su degustación hará las delicias de cualquier comensal exigente.

La Miel

La provincia cuenta con una producción de miel de gran calidad, y en especial la de romero, ya que la zona es una de las mejores del mundo en la floración de esta planta y otras aromáticas. El uso en la repostería tradicional la convierten en plato casi obligado: mezclada con frutos secos, en láminas de hojaldre, en arrope, en forma de flores y hojuelas, etc. Pero cada tiene más importancia el consumo de otros productos como el polen de abejas, la jalea real, o la cera.

Las Setas

Albacete cuenta con una gran variedad y cantidad de hongos y setas que han pasado a formar parte de la riqueza gastronómica local. Pero no debemos renunciar al placer de cogerlas en el campo, ya que es parte del encanto que guardan, hay que echarse al monte, después del aprendizaje adecuado, que permita distinguir no sólo los ejemplares buenos de los nocivos, sino también como hay que recogerlas y la manera de transportarlas, ya que la aventura de cogerlas es el placer de degustarlas.

Eventos gastronómicos en Albacete

Respecto a las actividades y eventos de tipo gastronómico que realizamos, podemos decir, que Albacete es una privilegiada, primero porque la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y de Albacete, cuenta con más de 1.200 establecimientos asociados, de los que la mitad corresponden a Albacete Capital. En cuanto a la restauración cuenta con una afiliación del 80% de los establecimientos existentes, por lo que celebrar este tipo de eventos no es complicado, segundo , por la motivación del sector, que participa activamente en todos los eventos que se celebran en la ciudad.

En el último año, los eventos realizados por la APEHT, con participación en la mayoría de ellos, del Ayuntamiento de Albacete son:

  • I Congreso Regional de Gastronomía de Castilla La Mancha, con la participación de los mejores chef del panorama nacional (Santi Santamaría, Paco Torreblanca, Dani Garcia, Andres Madrigal, Manolo de la Ossa, Susi Diaz, Pepe Rodríguez, etc).

  • IV Jornadas de la tapa de Albacete, con la participación de 89 establecimientos.

  • II Jornadas del puchero, a nivel provincial han participado 161 establecimientos, de los que 103 pertenecían a Albacete Capital.

  • Jornadas de las tapas en 7 localidades de la provincia de Albacete

  • Concurso “El Cordero y sus vinos”, donde hemos conjugado un producto básico de la cocina de Albacete, como es el cordero, con los vinos de la tierra. El Concurso durará 8 meses y participan 31 restaurantes.

  • Degustación gastronómica de los productos de la tierra en la Feria de Turismo de Valencia y en la de Alicante.

  • Y por supuesto, la Feria de Albacete, que este año, cumple el III Centenario, y que es el escenario perfecto para dar a conocer nuestra gastronomía al millón de visitantes que tenemos en estos días.

Albacete, destino gastronómico

La oferta gastronómica de la ciudad de Albacete y su provincia disfrutan de un considerable reconocimiento del mercado, aún cuando la diversidad en la puesta en valor sea bastante dispar. El producto gastronómico está consolidándose como uno de los mayores generadores de movimientos de visitantes, sobre todo dentro de ámbitos territoriales cercanos, para ello se hace necesaria la transformación de ideas y conceptos en cuestiones tangibles por el consumidor final. Debe existir una línea argumental y una puesta en escena y prestación de servicio homogénea, al objeto de transmitir al cliente seguridad indistintamente del establecimiento seleccionado. La excelente situación geográfica de Albacete, con buenas comunicaciones, permite considerar el producto gastronómico como posible generador de demandas para la ciudad. Por tanto, el objetivo es conceptuar, diseñar y poner en mercado productos turísticos entorno a la restauración de Albacete inicialmente para posteriormente trasladarlo a la provincia a través de los denominados ITINERARIOS GASTRONÓMICOS.

Desde la planificación estratégica del turismo de Albacete, se siguen tres líneas de desarrollo de productos turísticos que la base de su desarrollo:

Producto: “Ferias, congresos, reuniones y eventos”

Producto: “Turismo urbano”

Producto: “Albacete, puerta turística de la provincia”

En los tres ejes de producto la oferta gastronómica juega un papel fundamental, fruto de su transversalidad, aunque suela estar recogido en el apartado de turismo urbano. Pero, ya no basta con contar con una serie de recursos, más o menos, demandados sino que es necesario actuar de forma voluntarista, construyendo productos que ofrecer a los consumidores. Productos tan atractivos, imaginativos y novedosos como sean posibles; productos únicos, que permitan posicionarse de manera potente en el mercado y, lo que es más importante, en el imaginario de los consumidores.

Ello dependerá de nuestra capacidad para elaborar productos turísticos, en torno a la cultura gastronómica local y provincial, así como de nuestra capacidad para su desarrollo en un entorno, altamente competitivo, en el campo de la información, la promoción y la comercialización donde le papel del Club de Producto “Saborea España” se antoja fundamental.

Es por ello que, D. Ramón Sotos Callejas, en calidad de Concejal de Promoción Económica (Turismo), Sostenibilidad y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Albacete y D. Juan Sánchez Escobar, en calidad de Presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo de Albacete, juntos firman la presente informativa para presentar a la Asociación “Saborea España” la solicitud de pertenecía a su Club de Producto, con el fin de poder optar a que Albacete sea un destino gastronómico dentro del panorama nacional.