El proyecto, bautizado con el nombre TecnoCRA, que cuenta con la dirección de los investigadores titulares del departamento de Sistemas Informáticos de la Universidad de Castilla-La Mancha, y , tiene como objetivo implementar la interacción entre los estudiantes de las diferentes secciones que forman los colegios rurales —por lo general escasa como consecuencia de la dispersión geográfica—, facilitando así su aprendizaje en comunidad, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Para ello, los investigadores que forman TecnoCRA pretenden avanzar en el conocimiento científico y técnico en el campo de la conocido como TEL (Technology-Enhanced Learning), para después aplicar el mismo a un contexto real, como es el caso del Colegio Rural Agrupado ‘Sierra de Alcaraz’, ubicado en la provincia de Albacete e integrado por las secciones situadas en las localidades de Jardín, Peñascosa, Povedilla, Viveros y Robledo.

Las aplicaciones a desarrollar en este sentido permitirán que los docentes tengan a su disposición sistemas para crear recursos que posibiliten aplicar las nuevas metodologías basadas en actividades, así como dar soporte a las acciones docentes en el ámbito del CRA, tanto para la coordinación del profesorado como para la participación activa de padres y alumnos, enfatizando la interacción y comunicación entre todos los agentes educativos.

El director general de Universidades, Investigación e Innovación, , ha conocido recientemente el desarrollo de la iniciativa junto a la directora del CRA ‘Sierra de Alcaraz’, en una visita donde ha podido comprobar lo importante de una tecnología aplicada a la educación que, a su juicio, “es fundamental para una Comunidad Autónoma como la nuestra, en la que la escuela rural tiene tanto peso”.

El proyecto TecnoCRA cuenta con el apoyo del , a través de una línea de ayudas del año 2017 y dotada con más de 150.000 euros, que está adscrita a los proyectos financiados con cargo a la convocatoria de ayudas para proyectos de investigación científica y de transferencia tecnológica.

EL FUTURO DE TECNOCRA

Según los planteamientos arrojados por el equipo de investigación, las evaluaciones que se llevarán a cabo en los pasos sucesivos cubrirán varios ámbitos, al no contemplarse solo una evolución de las aplicaciones desarrolladas desde el punto de vista operativo y de usabilidad, sino también desde el del impacto socio-económico en esta comarca de Castilla-La Mancha declarada como zona ITI.

Con este proyecto, único en la región, se esperan obtener avances en la tecnología de Internet de las Cosas y dispositivos portátiles aplicados en entornos educativos; en el paradigma de computación en nube, como plataforma de gestión de la información; en el campo de la interacción con objetos tangibles y en el de la interacción basada en movimiento.

También se esperan hallar progresos en la generación y evaluación de prototipos aplicados a mejorar la actividad docente; y en el campo de los métodos de evaluación de la calidad de uso y experiencia de usuario en entornos educativos enriquecidos con tecnología.