Primer toro de la tarde bien presentado y bonito de hechuras, pero falto de fuerza. Dobla las manos de salida y en su encuentro con el caballo. El público protesta y el presidente saca pañuelo verde. En su lugar sale un toro del hierro titular con más peso y más hondo. Bonito detalle del torero francés brindándole el toro a su compañero, Paco Ureña. El toro en el último tercio ha tomado la muleta de Castella con nobleza, pero le ha faltado transmisión. Por el pitón izquierdo la ha tomado con más son. Una tanda de naturales largos es lo único vistoso de la faena del diestro francés. Tras una estocada trasera lo premian con una ovación.

El cuarto de la tarde ha sido un toro bien presentado, enmorrillado y con cuajo. Ha sido un toro que fijeza, casta, empuje y repetición en sus embestidas. El torero francés lo ha entendido muy bien y, pese al aguacero que en ese momento estaba cayendo sobre el ruedo albaceteño, le ha realizado una gran faena por ambos pitones respondiento el público albaceteño con agrado. Tras una muy buena estocada lo han premiado con las dos orejas del bravo y encastado Montalvo.

Paco Ureña

El segundo de la tarde ha saltado al ruedo albaceteño con buenas hechuras y bien hecho. Al toro le ha faltado empuje y transmisión. Lo ha saludo el murciado con una tanda de verónicas desde los medios muy aplaudidas por el público albaceteño. Ureña se ha dirigido al doctor Pascual González Masegosa y ha todo el equipo médico que lo asistió el año pasado en la tarde donde tuvo el gravísimo percance que le hizo perder el ojo, y les ha brindado el primer toro en suerte. Lo ha probado por ambos pitones, pero debido a la falta de casta y empuje del toro de Montalvo, poco ha podido hacer Paco Ureña. Ovación tras el arrastre.

El quinto ha tenido peores intenciones. Toro siempre a la defensiva y sin opciones ningunas de triunfo. Toro bien presentado, pero muy complicado en la lidia. Ureña ha estado muy por encima del animal, intentando sacar agua de un pozo seco. Tras una faena de trasteo sin sentido y, siempre por agradar al público albaceteño, al diestro murciano se le ha hecho cuesta arriba el poder despacharlo. Mala suerte para Ureña tras su vuelta tan esperada a Albacete.

Pablo Aguado

En el tercero de la tarde para el debutante sevillano ha empezado a llover y la faena de su primer toro ha estado acorde con el tiempo que hacía. Toro bajo de agujas y bien presentado, pero le ha faltado casta y transmisión. Al igual que le ha pasado al primero y al segundo de la tarde. Le ha dado las buenas tardes con una tanda de verónicas de una calidad superior. Dormidas y mecidas, pero en el tercio de muleta el toro ha ido a peor y poco ha podido hacer el sevillano. Se le ha visto algún muletazo suelto de muy buen corte artista, pero sin llegar a rematar una tanda seguida. Silencio para Pablo Aguado.

El toro que ha cerrado la Feria Taurina de Albacete 2019 ha sido un toro sin clase y sin sal ninguna. El toro ha manseado en los primeros tercios de la lidia. No se le ha podido ver ningún capotazo con clase. En el tercio de muleta se le ha visto al toro peligro, colándose en algún muletazo que otro. Pablo no se lo ha pensado y le ha dado puerta pronto. Silencio para Aguado en su presentación.