A pesar de que en los últimos días se ha tratado de quitar importancia al asunto, el Gobierno ha barajado en diferentes ocasiones, tal y como como se ha reconocido recientemente a través de los medios de comunicación, y en posteriores declaraciones del titular del , José Luis Ábalos, la posibilidad de establecer el pago por uso de las autovías que actualmente son gratis. Se trata de un planteamiento que no es nuevo puesto que se viene reiterando por el Gobierno actual desde el mes de noviembre del año 2018.

Para -IU el pago por el uso de las autovías que hoy son gratuitas sería una medida muy grave y afectaría a los municipios de nuestra provincia,a sus vecinos y vecinas, de forma directa al paso por la A-30, A-31, A-33, A-35 y A-43, al margen de la utilización del resto de autovías de la red estatal o autonómica llegado el caso. Y ello a la espera de la A-32.

El planteamiento de un nuevo copago o repago en este caso ya que las autovías se han construido y se mantienen con dinero que paga toda la ciudadanía a través de los impuestos, no se puede justificar en la necesidad de costear el mantenimiento de dichas infraestructuras y por su impacto medioambiental, ya que esos fines deben alcanzarse destinando recursos de los Presupuestos Generales del Estado de tal forma que su conservación salga de los impuestos directos, e incentivando el uso de medios de transportes públicos, ya sea por ferrocarril o carreteras, y vehículos con bajo o nulo nivel de contaminación.

Los nuevos peajes al tener que pagarlos todos los usuarios o conductores por igual, no responderían a criterios de progresividad fiscal o ambiental y afectarían más a aquellos con un menor poder adquisitivo, al mismo tiempo que se incentivaría la utilización de carreteras nacionales secundarias donde la siniestralidad es más alta, probablemente aumentando la misma.

Según ha señalado , portavoz de Unidas Podemos-IU, “este peaje sería un duro golpe contra el medio rural puesto que los habitantes de muchos municipios tendrían que pagar por usar las autovías para desplazarse a sus centros de trabajo o para acceder a servicios básicos como hospitales, colegios o servicios administrativos centralizados, así como a comercios, servicios bancarios o incluso de ocio”.

Igualmente, “este nuevo ataque al medio rural o la llamada “España vaciada” estaría agravado por la deficitaria situación del transporte público y el mal estado general de las carreteras del entorno rural, incluso afectaría negativamente al turismo y encarecería los productos más básicos que se transportan por carretera”, ha añadido el portavoz del grupo provincial.

Por todo ello, la moción presentada al pleno de la Diputación Provincial que se celebra el próximo jueves se propone mostrar el rechazo de la Institución provincial a la implantación del pago por utilizar las autovías.