El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, , y el presidente de la Plataforma de Regantes y Usuarios de la Cabecera del Segura, , se han reunido con Martínez Arroyo, donde se han conseguido “una serie de acuerdos de relevancia para los regantes del sureste de Albacete”, informa UPA en nota de prensa.

Martínez Arroyo, según UPA, “se ha comprometido con los regantes a trasladar al presidente de la Confederación los temas puntuales que afectan a los del Segura; así como la creación de mesas de trabajo para abordar el proceso de planificación de Cuenca 2021/27”.

En esta reunión, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos pide al que plantee una negociación con el “ante el nuevo proceso de planificación, donde se puedan defender los intereses de Castilla-La Mancha, el sureste de Albacete y la cabecera del Segura”.

Por otra parte, se ha conseguido “el compromiso de la Consejería de solicitar a la un estudio de los niveles piezométricos de los acuíferos del Alto Segura”, así como exigir un avance a la hora de poner en marcha los 10 hectómetros que refleja el Plan de Cuenca de regadíos sociales, más los dos de las infiltraciones del trasvase.

“EL

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha ha recordado que en materia de agua “es necesario el máximo consenso, y disponer de una postura fuerte y única en defensa del agua de nuestra región”. Una postura que se debe de trasladar el como bien han explicado al Consejero. Sobre todo en lo que se refiere a los proyectos de revisión de los Planes de Cuenca. “Los dos últimos fueron muy dañinos para nuestros regantes y agricultores. Le hemos pedido a la Consejería que exijan al Gobierno Central que se corrijan los defectos y errores de estos planes”.

Según la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, dichos defectos parten de diversas cuestiones a mejorar como la valoración de los acuíferos con cálculos de balances hídricos, la pluviometría media que se recoja de manera correcta (anteriormente no se hizo con la red oficial), o que se tengan en cuenta los acuíferos inferiores. En definitiva, que se tomen en consideración aspectos que favorezcan los intereses de los agricultores y regantes de la región.

En el nuevo documento existe una división en unidades de gestión para momentos de sequía prolongada o escasez que esconde la intención de esquilmar los recursos subterráneos de la Cabecera del Segura, tal y como ha explicado Julián Morcillo al respecto del nuevo proyecto de revisión de Planes de Cuenca.

El secretario general de UPA en la región y el presidente de la Plataforma de Regantes de la Cabecera del Segura han insistido en que se deben de atender las demandas históricas de los regantes de esta cabecera. “Que se incluyan dotaciones suficientes así como los riegos sociales principalmente para leñosos”.

Morcillo ha incidido en que el proceso de planificación se denunció en su día porque “adolecía de rigor técnico con demasiadas cifras de superficie de regadío legal que bailaban o no eran exactas; con perímetros aleatorios de las masas de agua establecidos sin ningún criterio técnico”. Y, sobre todo, “con una estimación a la baja de los recursos disponibles que no reflejaba la situación real de los acuíferos”.

Con esta reunión, UPA camina de la mano de los regantes de la Cabecera del Segura y exigen para solicitar al Gobierno Regional que exija al Gobierno de España un Plan más acorde a la realidad del Segura. “Es necesario que se atiendan las necesidades de los regantes y agricultores de Castilla-La Mancha y que no vayan tan orientados a favorecer los de otras regiones”.