Según ha explicado el secretario general de UPA en la región, , hace unos días, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) tramitó un procedimiento de evaluación de impacto ambiental por la vía ordinaria, para la puesta en marcha de forma temporal de 7 pozos privados del acuífero Mingogil-Villarones, ubicados en el término municipal de , que “encierra la derivación de agua del Segura, y cuyos promotores son regantes con sus derechos en el trasvase Tajo”, ubicados la mayoría en la Región de y algunos en .

Según Morcillo, pretenden extraer 6,46 hectómetros cúbicos durante 2 años de un acuífero que tiene unos recursos totales de 9,35 hectómetros cúbicos anuales, de los cuales, 4,82 hay que destinar a la reserva medioambiental para mantenimiento de los cauces.

Por tanto, ha explicado el responsable sindical, “solo se dispondría de 4,53 hectómetros cúbicos y de ellos, 1,75 están comprometidos a bomberos y riegos del acuífero. “Si este envío de agua se llevara a cabo supondría esquilmar los recursos de los regantes de la cabecera del Segura y sobreexplotar un acuífero en riesgo”.

Según ha detallado Morcillo, la CHS ya intentó esta “maniobra” en 2016, pero la Secretaria de Estado de lo denegó, derivándolo a la vía ordinaria; una vía a la que ahora se han acogido para “justificar” esta derivación.

Por ello piden a la Junta ayuda, y también al Gobierno central. En este sentido, Julián Morcillo ha adelantado que el próximo lunes va a trasladar al delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, , esta problemática para que el “no permitan que en una comarca como esta, donde se limita ya el uso del agua a nuestros regantes, se autorice un trasvase así”.

Para el responsable sindical lo que están haciendo es “retorcer” la legislación vigente. Además, ha explicado que aún están en plazo para presentar alegaciones, algo que también van a hacer algunos ayuntamientos afectados, el grupo de acción local de la comarca y los regantes afectados.

“No comprendemos como un agua que se niega sistemáticamente a los reganes de la cabecera, a los que se les aplican duras restricciones, se dedique a solucionar los problemas de regantes del Tajo”, ha sentenciado.

El responsable regional de UPA ha recordado que ya en este año hidrológico se aprobó una derivación para abastecimiento humano, a través de pozos en Hellín que, aunque en un primer momento fueron precintados por la Junta de Comunidades —que alegó riesgo alto de incendios— finalmente se llevó a cabo.