El responsable del sector del vino en la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos, Alejandro García, ha visitado la sede de la UPA en Albacete para analizar de manera general el momento que atraviesa el sector marcado (a nivel europeo) por una producción esta campaña más escasa de lo habitual que ha venido acompañada de una subida de precios de la uva y del vino para los productores.

Sobre las nuevas autorizaciones de viñedo (con el Real Decreto publicado el pasado diciembre y el plazo de solicitudes abierto desde este 15 de enero), desde la UPA se ha venido solicitando el mantenimiento del 0’50% de autorizaciones (4.950 hectáreas para España) de acuerdo a una serie de cuestiones que, tal y como ha explicado García, consideran prioritarias:

“En el tema de las autorizaciones, no es tanto el porcentaje que se permita al Estado miembro sino a quién se les da, y eso sí que nos preocupa y en eso vamos a estar muy observadores desde UPA para que se dé al viticultor profesional, al joven que se quiere incorporar y a las pequeñas explotaciones (al pequeño agricultor que quiere crecer y quiere plantar una hectárea)”, ha señalado.

“En Castilla-La Mancha, en el año 2017, ha habido 2.000 hectáreas menos de agricultores que han abandonado el viñedo y se han ido a otros sectores”

A nivel regional, el trabaja en la elaboración de un Plan Estratégico del sector del vino de cara al que la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos está lanzando propuestas que incidan en evitar que los viticultores sigan abandonando el sector para optar por otros y que pasarían, por ejemplo, por establecer un índice de precios acorde a lo que a los productores les cuesta producir y en el que se beneficie a las industrias que respeten dicho índice:

“Simplemente en Castilla-La Mancha, en el año 2017 ha habido 2.000 hectáreas menos de agricultores que han abandonado el viñedo y se han ido a otros sectores (como puede ser el olivar, el almendro o el pistacho…), y ahí estamos hablando de falta de rentabilidad, de la falta de precios que venimos sufriendo porque no se consolida ni la rentabilidad ni los precios para los viticultores”, ha advertido el responsable del sector del vino en la UPA.

Alejandro García ha incidido en que “ahí es donde queremos estar muy vigilantes de cara al Plan Estratégico Vitivinícola para el que le pedimos al consejero la puesta en marcha de ese contrato homologado de venta de uva (porque el agricultor no puede estar indefenso frente a un programa de apoyo del sector vitivinícola y no vemos ninguna medida que garantice ese apoyo a la renta del viticultor profesional)”.

¿Pacto Nacional del Agua?

El vitivinícola es el sector referente a nivel agrícola en Castilla-La Mancha (con cerca de 70.000 familias que tienen viñedo y con muchísimos miles de jornales que salen de las explotaciones que pueblan la región). Es vital que esté fuerte para que el sector lo esté también pero, en la situación en la que estamos, es vital primero que dispongamos de agua.

De cara a la posible elaboración de un Pacto Nacional del Agua, son varias las reuniones que se vienen celebrando (por ejemplo, en las distintas Confederaciones), y en las que ha participado ya la UPA (por ejemplo, en la organizada por la del Segura). Un horizonte frente al que desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos demandan una posición clara y fuerte desde Castilla-La Mancha y que consideran que llega tarde:

“Llegar ahora a plantear un Pacto Nacional del Agua pues… llegamos tarde; creemos que es una cortina de humo para enmascarar la falta de acción y la falta de infraestructuras y la falta de inversiones y de soluciones por parte del ; nosotros estaremos por trabajar en este Pacto Nacional del Agua para el que, evidentemente, creo que desde Castilla-La Mancha debemos tener una posición que posiblemente no hayamos tenido en este tiempo atrás y que ha de ser muy clara en el sentido de que no podemos permitir la salida de una gota más de agua de nuestra región si primero no se atienden las necesidades de nuestros agricultores y nuestros ganaderos”, ha concluido el secretario general regional de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha, Julián Morcillo.