“El 21 de marzo, poco después de conocerse el nombramiento, como jefa de servicio de la Gerencia Municipal de Urbanismo de Albacete, de una funcionaria imputada en un caso de corrupción (caso “Guateque”, que tuvo lugar en el ayuntamiento de cuando esta funcionaria trabajaba como asesora técnica de la Concejalía de Medio ), Unión Progreso y Democracia de Albacete emitió un comunicado de prensa censurando dicho nombramiento.

Hoy, después de conocer por el diario que la fiscalía, tras siete años de investigación, solicita 9 años y medio de prisión para esta persona (a los imputados en este caso se les atribuyen presuntos delitos de cohecho, prevaricación, tráfico de influencias y falsedad de documento público), UPyD entiende que esta funcionaria está, por ahora, moralmente inhabilitada para permanecer al frente de la gerencia de urbanismo, por lo que exige su cese de forma inmediata.

Respetando, como es lógico, la presunción de inocencia, UPyD Albacete considera que no es procedente mantener como “personal de confianza” a alguien a quien la fiscalía, tras una investigación exhaustiva, imputa unas acusaciones tan graves y solicita para ella una pena de cárcel tan severa.

Mantener en este puesto a esta imputada, mientras no se llegue a una sentencia firme, no contribuirá a que los ciudadanos aumenten su confianza en la gestión transparente y honesta de los asuntos municipales de urbanismo, sino más bien al contrario.

Una cosa es mantener a esta trabajadora como funcionaria, ya que sus derechos laborales permanecen intactos, y otra muy distinta promocionarla más allá de lo que se ajuste a la estricta legalidad, mientras los tribunales no dicten sentencia.”