y Ángel Plaza, coordinadores regionales en Castilla- La Mancha por Nacional y UPYD, Unión Progreso y Democracia respectivamente, participaron en la concentración en contra de la creación de estas Macro granjas que tuvo lugar, ayer domingo 13 de mayo a las 9:30 de la mañana, en la aldea de Casas de Cañete, pedanía de (Albacete).

Ambos dirigentes pudieron contemplar, in situ, La Losa y su entorno, ubicado entre las Casas de Cañete, Pozuelo, Argamasón, y las aldeas de La Zarza y La Solana, uno de los parajes donde se pretenden edificar todas las instalaciones de una de estas Macro granjas. También han tenido ocasión de conocer de primera mano las alegaciones y objeciones de vecinos y distintas plataformas contra la instalación de estas Macro explotaciones.

En esta visita lúdico- reivindicativa, que consistió en una marcha de unos 4 kilómetros a pie por el entorno natural inmediato a La Losa, los integrantes pudieron contemplar su belleza paisajística, su riqueza y variedad de fauna y flora, entre los que destacan especies notables como distintas rapaces protegidas, al ser una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), e incluso algunos ejemplares de lince ibérico, así como algunos entornos geológicamente singulares como el Hoyo de la Torca, una de las escasas formaciones kársticas de ese tipo que existen en la provincia y manifestaciones protegidas del patrimonio rural albaceteño como las construcciones de piedra seca, candidatas a ser consideradas Patrimonio Universal por la UNESCO.

Toda esta riqueza patrimonial, natural y geológica, a juicio de los representantes de la contra la macro granja de Pozuelo y Argamasón y según informaron al público presente, se verá profunda y seriamente dañada, en una extensa zona. Además, se señaló especialmente, el profundo impacto que generarían los productos de desecho, en forma de Purines, de las decenas de miles de cerdos que se pretenden criar, en una zona que ya de por sí está en alerta de precaución de consumo de agua corriente por la alta concentración de nitratos en el acuífero afectado.

Esta visita conjunta de los responsables de UCIN y UPYD, Quinta y Sexta fuerzas en este momento en la región, también se produce dentro del programa de encuentros bilaterales y trabajo cooperativo que ambas formaciones Castellano-Manchegas están manteniendo, con el fin de acercar posturas de cara a una eventual coalición electoral para 2019 en Castilla- La Mancha. Dicha coalición pretende erigirse como la alternativa principal de progreso y renovación, en positivo, ante el coágulo político generado por los viejos partidos, y , y los #nuevos partidos con #viejas políticas, Ciudadanos y Podemos, que han venido a sustituirlos en los sillones pero no en sus políticas rancias.

Tanto Cutanda como Plaza, han coincidido en señalar la gran sintonía que existe en sus propuestas, no solo a nivel medioambiental, sino en la complementariedad de sus planteamientos fundamentales, ya que la forma de actuar de los Independientes es desde el municipalismo hacia arriba, mientras que los Magentas siempre han centrado su foco en la política nacional y europea.

UCIN Albacete tiempo atrás ya mantuvo conversaciones con dirigentes de plataformas y ecologistas, en noviembre del pasado año, y fue clave para que no se instalara una de estas macro granjas, en las inmediaciones de la capital albaceteña, al promover una recogida de firmas que, junto a asociaciones vecinales de la zona y las alegaciones de ecologistas, pararon esa instalación. Más recientemente, en abril, Cutanda comenzó a tener los primeros contactos con la presidenta de la NO a la macro granja en Pozuelo y Argamasón, Inma Lozano.

UPYD, en boca de su coordinador territorial, manifestó que “no se puede hipotecar el futuro, la riqueza y el progreso de una serie de pueblos, en forma de agricultura y ganadería desde parámetros sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, del turismo rural y la protección del patrimonio cultural tangible e intangible, por una cantidad ridícula de puestos de trabajo, indirectos en el mejor de los casos y de baja calidad, y unos ingresos municipales, vía impuestos, que jamás alcanzarán a revertir los daños que se causarán a todos los niveles”.

Por ello, UCIN y UPYD mantienen su postura firme en contra de la ejecución de estas instalaciones que, en su formato actual, provocarán un alto precio ecológico, sanitario y medioambiental, para la mayoría mientras que sólo generarán beneficio, casi exclusivamente a propia empresa gestora además de algunos particulares que parecen obedecer a intereses “ocultos y personales” por su ferviente defensa del proyecto.